Por Jesús Lemus/Puebla
Rumbo a las votaciones de junio próximo, la candidata del PRI-PVEM y Encuentro Social al gobierno del estado de Puebla, Blanca Alcalá Ruiz, afirmó que ya basta de tomar de forma “caprichosa y atrás de un escritorio” las decisiones que convienen al campo poblano.
Así lo dijo luego de visitar el municipio de Chignautla, donde prometió que de ganar las votaciones de junio, arreglará los caminos que llevan a la región, además de promover la electrificación y la red de distribución de agua potable.
Indicó que en sus recorridos por los diversos municipios del estado, ha descubierto una serie de problemáticas como falta de mecanismos para mejorar la producción del campo y personal en los hospitales de Puebla.
Dijo que es momento de mover conciencias para acabar con algunas desigualdades, como las que representan “tener pisos azules y blancos”, sin que realmente sean una necesidad para los ciudadanos.
Alcalá Ruiz consideró urgente que los programas a favor del sector agrario, sean diseñados por profesionistas que conozcan las necesidades de cada una de las regiones del territorio poblano.
“Lo que necesitan es que les preguntemos lo que realmente necesitan y no solamente lo que en ocasiones de manera caprichosa se deciden en las oficinas de gobierno a favor del campo poblano”.
Señaló que en los últimos días ha tenido que sortear algunos obstáculos que como mujer le impiden hacer política en el estado de Puebla; sin embargo, aclaró que ello no la frenará para promover su visión de estado que impulsará en los 600 días de su gobierno.
Mencionó que como candidata del PRI-PVEM y Encuentro Social, seguirá encabezando la batalla blanca que se distinga por generar una mejor esperanza de vida en los poblanos, a partir de que haya logrado la victoria el 5 de junio.