• Al recibir la Constancia de Mayoría afirma que la reconciliación no significa exoneración

 

 

Por Jesús Lemus/Puebla

 

El gobernador electo de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, afirmó que la reconciliación en el estado no significa el olvido de todo, pues los poblanos quieren la verdad y la aplicación de la ley.

Lo anterior se desprende tras recibir del Instituto Nacional Electoral (INE), su constancia de mayoría como gobernador electo de Puebla para entrar en funciones el próximo 1 de agosto.

Dijo que una vez en funciones habrá de recuperar la paz en Puebla, además de enfatizar que su gobierno será cercano a los poblanos para cumplir sus promesas expuestas en la campaña.

Agradeció que los partidos políticos no hayan impugnado los resultados del 2 de junio, pero sobre todo destacó la imparcialidad con la que el INE organizó las votaciones.

Indicó que la realidad social de Puebla es compleja, que derivó en una baja participación electoral que se originó por los conflictos políticos de los últimos dos años y algunas decisiones tomadas a nivel federal.

También adelantó que habrá modificaciones a las dependencias estatales y como en la Secretaría de Economía y Trabajo donde llegarán Rodrigo Osorio Díaz y Abelardo Cuellar.

Dijo que no habrá intromisión en la vida de los partidos políticos y enfatizó que la reconciliación llegó para quedarse en el estado de Puebla.

“La reconciliación es la aplicación de la ley, no la exoneración, que no se confunda, que la reconciliación no significa el olvido de todo, la gente quiere saber la verdad y que se aplique la ley”.