• El taxista resultó ileso y pudo escapar de sus agresores.

Odilón Larios Nava.- En Felipe Ángeles, un taxista de Acatzingo, fue agredido a disparos, había acudido a dejar a un pasajero. Los agresores iban a bordo de una camioneta, lo interceptaron y como no se detuvo, dispararon en diversas ocasiones.
El hombre pudo acelerar y pedir ayuda, dos balas traspasaron el parabrisas y el cofre, respectivamente. El conductor del vehículo de alquiler resultó ilesos, cuando lo encontraron los policías de Acatzingo se percataron de que no tenía lesiones pero presentaba una fuerte crisis nerviosa.
De acuerdo con los primeros reportes, el taxista, quien es vecino de Acatzingo, acudió a dejar a un pasajero a las inmediaciones del bar Flamingos, en Felipe Ángeles. Después al volver, tomó el camino de terracería que conduce de Zayula, en el municipio de Quecholac.
Varios sujetos a bordo de una camioneta tipo Explorer, le salieron al paso y le marcaron el alto, pero el taxista siguió de largo al presentir peligro. En ese momento, informó momentos después a las autoridades policiales, los ocupantes del vehículo descrito, abrieron fuego.
Mientras escapaba el hombre llamaba al 066 pidiendo ayuda, es por ello que se alertó a la policía municipal de Acatzingo, quienes acudieron al encuentro del taxista. Una vez que lo localizaron lo escoltaron hasta Acatzingo.
El vehículo, taxi, presentaba un balazo en el parabrisas y uno en el cofre. Luego de que el taxista fuera considerado a salvo, acudió a presentar la denuncia correspondiente ante el Agente del Ministerio Público de Tepeaca.