• Era empleado del Monte de Piedad en el Centro de la ciudad de Puebla; se dirigía al trabajo cuando le dispararon desde un auto en movimiento.

Odilón Larios Nava. – Diez balazos recibió un hombre a unos metros de su casa en Santa María Coronango, en los límites con Cuautlancingo, casi frente a la entrada del colegio Santa Catarina de San Juan. Se trata de un trabajador del Monte de Piedad del Centro de la ciudad de Puebla, quien se dirigía en su trabajo cuando fue interceptado por al menos dos sujetos que le dispararon en diez ocasiones.
El hombre de 42 años se dirigía a su trabajo en el Centro de Puebla, ingresaba a las 08:00 horas. Conducía un Volkswagen, Derby, color plata, con placas TYA5716 del estado de Puebla. Cuando se encontraba en calle de Las Flores a punto de dar vuelta en la calle Tlaxcala, fue interceptado por al menos un par de sujetos a bordo de un vehículo de la marca Dodge, color gris, quienes le dispararon.
Por los casquillos encontrados en el lugar se sabe que al menos le dispararon en diez ocasiones, mismo número de impactos de bala que presentaba en el pecho y abdomen. Todos esos proyectiles acabaron con su vida casi de manera instantánea. El cuerpo quedó en el asiento del conductor del vehículo solo ligeramente inclinado.
Este hombre fue identificado por su esposa como Juan Moisés Hernández Delgado, de 42 años, quien era empleado del Monte de Piedad del Centro, según informó la mujer a la policía. Se sabe que estaban a punto de transferirlo a otra entidad.
Adelante del Derby, a un metro de distancia, las autoridades encontraron diez casquillos percutidos calibre 9 milímetros. Aun que se montó un operativo para tratar de dar con los delincuentes no fue posible ubicarlos.
Aunque se trata de territorio perteneciente al municipio de Coronango, por cuestiones geográficas se encontraba más cerca la policía de Cuautlancingo, por ello llegaron en cuestión de minutos y fueron ellos los primeros respondientes, quienes se encargaron de asegurar el lugar y hasta la llegada del personal de la Fiscalía General del Estado (FGE).
Peritos y agentes ministeriales realizaron las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciaron la carpeta de investigación del caso 3714/2018 de la Zona Centro.
El hombre fue definido por sus familiares como alguien tranquilo, que no se ausentaba de su casa ni de su trabajo. Por ello se piensa que el móvil del asesinato deber ser un asunto personal, pero aún no se tiene delimitada la línea de investigación, en la cual ya trabajan las autoridades de la Fiscalía.