• Recibió seis impactos de bala en distintas partes del cuerpo; el vehículo fue abandonado a pocas calles por los responsables.

Odilón Larios Nava.- De varios disparos, al menos seis, fue abatido el conductor de un BMW en la colonia Nueva Aurora. La principal línea de investigación que siguen las autoridades señala que pudo tratarse de un intento de robo de vehículo, pero no se descartó alguna otra hipótesis para el homicidio.
El sangriento asesinato tuvo lugar alrededor de las 12:50 horas del miércoles, que fue cuando el Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata (CERI), 066, recibió diversas llamadas que avisaban que un hombre había sido atacado a balazos y se encontraba rirado en la 32 Poniente a un costado de la tienda Home Depot, unos metros antes de la esquina con la 31 Norte de la mencionada colonia ubicada al norte de la ciudad de Puebla.
El hoy occiso fue identificado como Javier Magaña Alvarado, de 23 años de edad, quien de acuerdo con las primeras versiones policiales, viajaba a bordo de un vehículo BMW, con placas de circulación TYA-75-62 del estado de Puebla.
Se desconoce con exactitud lo que pasó en la colonia Nueva Aurora pero el hombre quedó tendido frente a la entrada de una empresa y a un costado del área de descarga de la empresa Home Depot. Quedó boca abajo y presentaba un intenso sangrado.
Los primeros en llegar fueron los policías preventivos, quienes se encargaron de hacer el cerco correspondiente para la preservación de indicios. Minutos después arribaron los paramédicos de SUMA a bordo de la ambulancia 096 y atrás de ellos arribaron sus similares de Cruz Roja.
Pese a que versiones extraoficiales señalaron desde un principio que el hombre estaba muerto. Los técnicos en urgencias médicas laboraron cerca de 30 minutos con técnicas de reanimación para intentar salvar al masculino.
Una vez que se decretó que clínicamente estaba muerto, se procedió al levantamiento del cadáver por parte del Agente del Ministerio Público Especializado en Investigación de Homicidios, quien con el apoyo de peritos efectuó la recolección de indicios en el lugar donde yacía el cadáver.
Cabe señalar que en recorridos de búsqueda del vehículo en el que escaparon los responsables, los policías municipales lograron ubicarlo abandonado en la 35 Norte casi esquina con La Pedrera, justo afuera del acceso trasero al centro comercial Jorge Murad Macluf, mejor conocido como La Fayuca.
En el interior de la unidad se localizaron dos cartuchos percutidos y un proyectil útil, al parecer calibre 38, así como manchas hemáticas. Mientras que en el lugar donde quedó tendido el cadáver se hallaron unas llaves de un vehículo, todo esto es parte de los indicios recolectados por las autoridades.
Los primeros reportes señalaron que el cadáver presentaba varios impactos de arma de fuego: “Uno en la cara del lado izquierdo, otro en el cuello, dos balazos en el tórax y también presentaba lesiones en el hombro y la mano derecha”.
La primera línea de investigación que siguen las autoridades indicó que se trató de un intento de robo del vehículo. Sin embargo las autoridades no descartaron alguna otra hipótesis en sus investigaciones.
Algo que desconcertó a los investigadores fue el hecho de haber encontrado una “esclavita” de una niña, lo cual coincidía con algunas versiones extraoficiales que situaban a una niña en el lugar de los hechos. Hasta el cierre de esta edición se desconocía con exactitud la mecánica en cómo ocurrieron los hechos.