• Recibió dos impactos de bala en la mano izquierda; el agresor logró escapar.

Odilón Larios Nava.- Dos balazos en la mano izquierda recibió el propietario del centro nocturno No Se Lo Digas a Mamá en Izúcar de Matamoros. La agresión se dio el domingo por la mañana a las afueras del antro ubicado en la zona de tolerancia de ese municipio, donde el agresor se lío a golpes con el propietario y después le disparó en cuatro ocasiones aunque sólo dos balas dieron en su mano.
La esposa del lesionado declaró a las autoridades policiales que siendo alrededor de las 06:55 horas del domingo, un sujeto a bordo de un Jetta, color negro, llegó hasta el lugar y tocó de forma violenta la puerta del bar.
El propietario de nombre Adrián García Hernández, de 45 años de edad, salió y así comenzaron a pelear. Durante la riña, el agresor sacó una pistola y la accionó contra su oponente.
Adrián recibió dos balazos en la mano izquierda, aunque su agresor realizó cuatro disparos, ya que fueron encontrados cuatro casquillos percutidos calibre 9 milímetros afueras del mencionado bar.
Una vez que el agresor accionó el arma, montó en su vehículo y escapó del lugar. En cuestión de minutos paramédicos del 066, a bordo de la ambulancia 040, acudieron a atender al hombre y lo trasladaron al Hospital General de Izúcar de Matamoros.
De estos hechos tomó conocimiento la policía municipal, estatal y ministerial. El Agente del Ministerio Público inició la averiguación previa de rigor al ser este un delito que se persigue de oficio. Con las declaraciones e información proporcionada por los testigos y el agraviado se espera que las autoridades investigadoras puedan detener al agresor.