• Los ladrones pretendían asaltarlo, pero el hombre había ido a depositar al banco, no a retirar efectivo.

Odilón Larios Nava.- Dos asaltantes de cuentahabiente intentaron atracar a su víctima, pero cometieron craso error: pretendían robarle después de que el hombre depositó el dinero en una sucursal bancaria. Al percatarse de su pifia dispararon contra una de las piernas del usuario bancario.
El par de delincuentes motorizados perpetraron el asalto fallido cerca de las tres de la tarde de este lunes en la 55 Poniente esquina con la 13-A Sur, de la colonia Prados Agua Azul, en la ciudad de Puebla.
La versión de lo ocurrido es la siguiente: el cuentahabiente de aproximadamente 25 años de edad, acudió a depositar una cantidad cercana a 200 mil pesos (no se especificó con exactitud) al Bancomer ubicado en el Circuito Juan Pablo II esquina con 5 Sur, en las inmediaciones de Plaza Cristal.
El hombre ingresó y depositó el efectivo, según explicó en su relación de hechos a los uniformados que acudieron a apoyarlo. Después salió de la sucursal bancaria y abordó el vehículo Volkswagen, tipo Gol, color gris de la empresa denominada “MAPSA Concretos: Concretos Angelópolis”.
Condujo esa unidad hasta tomar la 55 Poniente con sentido a la Vía Atlixcáyotl. Al llegar casi a la esquina de la 13-A Sur, un par de motociclistas lo alcanzaron, y uno de ellos lo amagó con arma de fuego.
Con pistola en mano, uno de los delincuentes le ordenó que le entregara el dinero, pero el cuentahabiente les dijo que no tenía el efectivo pues lo había depositado en la mencionada sucursal bancaria. Los delincuentes le dispararon en una de las piernas. Después se confirmaron que su víctima decía la verdad y tuvieron que huir con las manos vacías.
Técnicos en urgencias médicas llegaron al lugar y atendieron al hombre lesionado. Después lo llevaron al Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS para que fuera atendido.
Policías municipales del Sector 3 acudieron y resguardaron el vehículo donde viajaba la víctima, hasta la llegada de los peritos y personal de la Agencia Estatal de Investigación para que realizaran las actuaciones correspondientes e iniciaran la carpeta de investigación.