• Sujetos con los que habían discutido momentos antes regresaron y los rafaguearon.
  • Fueron llevados a un hospital, dos de ellos murieron y el estado de salud de los otros dos es reportado como grave.

 

Odilón Larios Nava. – Sujetos armados a bordo de una motocicleta y una camioneta rafaguearon a cuatro hombres que estaban tomando en el barrio de Guadalupe, en Acatzingo. Se presume que los homicidas y los ahora occisos, habrían estado juntos ingiriendo bebidas embriagantes, pero discutieron y se separaron, el grupo que se marchó volvió momentos después con armas de grueso calibre y abrieron fuego.

Los cuatro hombres que estaban emborrachándose en la calle recibieron múltiples impactos de arma de fuego, por los casquillos encontrados en el lugar se sabe que les dispararon con rifles de asalto AR-15.

Los responsables escaparon del lugar rápidamente. Al llegar los servicios de emergencias encontraron a los cuatro hombres lesionados, dos de ellos perdieron la vida momentos después en nosocomios de aquella región, mientras que el estado de salud de los otros dos es reportado como muy delicado.

Lo anterior ocurrió alrededor de las 20:40 horas del domingo. De acuerdo con reportes policiales lo que ocurrió fue lo siguiente: el grupo de hombres tomando era más numeroso, discutieron entre ellos y corrieron a algunos de sus compañeros de vicio.

Posteriormente los hombres que previamente habían sido corridos del grupo, regresaron en una motocicleta y en una camioneta Ford, Lobo, color blanco. Desde esos vehículos les dispararon en múltiples ocasiones y escaparon.

Los cuatro hombres que estaban tomando recibieron varios balazos cada uno, cuando los servicios de emergencias llegaron encontraron que todos estaban muy graves. Los heridos fueron identificados como: Luis Alberto López López, Antonio Guevara Mendoza, Eliseo Hernández Zambrano y Raymundo Guevara Aguilar.

Los reportes policiales indicaron que dos de los hombres murieron momentos después de haber ingresado a los hospitales. Los occisos son: Luis Alberto y Raymundo, el primero murió en un nosocomio de Puebla capital y el segundo antes de arribar al Hospital General de Tepeaca. De los otros dos se indicó que su estado de salud es considerado como muy delicado.