Odilón Larios Nava.-

Una mujer muerta y al menos seis detenidos fue el saldo de un operativo de vigilancia que uniformados estatales montaron durante el pasado fin de semana en Tecomotlán, donde unos sujetos se negaron a una revisión de rutina y abrieron fuego en su contra, desatándose así una persecución y enfrentamiento.
De acuerdo con las primeras versiones, el pasado sábado por la noche, elementos de la Policía Estatal se encontraban en dicha vialidad revisando algunos vehículos al azar. Fue durante el mismo, en que intentaron someter a revisión a una camioneta Expedition, color blanco.
Trascendió de manera extraoficial que los estatales le marcaron el alto al conductor de la Expedition, éste hizo caso omiso y siguió adelante, sin embargo como los uniformados se encontraban ubicados en dos puntos diferentes, el responsable al volante no respetó la primera indicación y al llegar al segundo punto ya lo estaban aguardando otros policías.
Pese a marcarle el alto a la unidad antes mencionada, nuevamente sus ocupantes ignoraron las indicaciones, y en lugar de ello abrieron fuego contra los policías, quienes repelieron la agresión.
Ante esto, comenzaron una persecución que culminó en la detención del vehículo. Durante los hechos dos personas, al parecer civiles, resultaron lesionados y fueron identificados como Moisés Díaz González, de 35 años y Juana Márquez Uraje, de 75 años de edad.
Así mismo una fémina quien respondía al nombre de Guillermina Méndez Vázquez, de 20 años de edad, perdió la vida luego de recibir un disparo durante el enfrentamiento.
De la Expedition al parecer lograron escapar al menos dos de sus ocupantes, aprovechando la maleza y la oscuridad del lugar.
Sin embargo mientras realizaban la revisión de la camioneta antes mencionada se acercó un vehículo Matiz, color blanco, con cinco sujetos a bordo. Al ser sospechoso, se revisó a la unidad con sus ocupantes, encontrando un arma 9 milímetros, marca Pietro Beretta. Al consultar sus datos en Plataforma México, se supo que dos de ellos cuentan con órdenes de aprehensión por homicidio.
Trascendió que hubo al menos seis detenidos, que quedaron a disposición del agente del Ministerio Público, quienes se identificaron como Evelio Márquez Urage, de 23 años de edad; Cuper Prado Barroso, de 41 años de edad; Manuel Galicia Gil, de 38 años; Bertín Prado Barroso, de 21 años; Juan O. M., de 15 años de edad; e Ignacio Altamirano Bravo, de 36 años de edad.
Fuentes extraoficiales refirieron que los asegurados presuntamente pertenecen a la banda del hoy extinto “Gallo Negro”, quien desde hace cuatro meses fue ultimado, después de mantener atemorizados, por mucho tiempo, a los pobladores de la región de Izúcar de Matamoros, ya que estaba involucrado con muchos homicidios.
Los mismos reportes extraoficiales indican que la patrulla que se vio inmersa en estos hechos es la unidad 77 de la Policías Estatal Preventiva, resultó con al menos cuatro impactos de bala.
Hay una segunda camioneta asegurada ante las autoridades de aquella región, aunque se desconoce la forma en cómo participó en estos acontecimientos. Hasta el cierre de esta edición se desconoce la mecánica exacta de los hechos, porque ni la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP), ni la Procuraduría General de Justicia (PGJ) han informado al respecto.
Uniformados integrantes de dos células de la policía estatal, quedaron a disposición del Agente del Ministerio Público, lo cual ha causado molestia entre los compañeros de los uniformados, ya que señalan la SSP debería brindarles todo el apoyo jurídico, pues sólo respondieron a agresiones por parte de sujetos que están identificados como matones de la región.