*Este sábado a las 13:00 horas en el Templo del Dolor

A 30 años del primer enfrentamiento, Aztecas y Borregos Monterrey jugarán el Clásico XLVIII este sábado a las 13:00 horas en el Templo del Dolor. Rivalidad bastante fuerte por lo añeja que es, pero que sin duda valdrá la pena asistir pues siempre son duelos que se juegan a vivir o morir.
Aunque aún queda un remordimiento por antiguas historias, el head coach Eric Fisher ha dado la vuelta a la página pues para él, el 2015 ya se fue, y no hay algo que cambie el resultado del año pasado.
Pero lo que pase este sábado puede cambiar el rumbo de los Aztecas en el 2016, por esta razón el entrenador en jefe Azteca y su staff de coaches han realizado un trabajo de visoria intenso; saben que Monterrey juega hombre contra hombre; coloca prácticamente a todos sus jugadores en la línea con el objetivo de forzar al quarterback; lo cual significa un reto para la Tribu de hacer grandes jugadas que fructifiquen en touchdowns.
Sobre su equipo el coach Eric Fisher no quiso revelar quién aparecerá en los controles, sí Diego Ruiz, Alfredo Linares o Fabián Malpica. Lo que sí confesó es que espera anotar más del 50 por ciento de las oportunidades, mejoría en los equipos especiales y que su defensa siga imponente como en los tres partidos anteriores.
“Tenemos una jornada muy emocionante, Monterrey tiene un equipo más fuerte de lo que ha mostrado, pero si la defensa sigue siendo dominante y la ofensa juega hasta sus mayores capacidades, los Aztecas volverán a salir ganadores”, comentó.
Cabe recordar que, en las 47 ocasiones anteriores, Aztecas y Borregos se han enfrentado en 5 ocasiones de Conferencia Nacional, 28 en ONEFA y 14 en la CONADEIP. Lo que equivale a 35 juegos de temporada regular, 4 semifinales y 8 finales; de ellos la Tribu Verde se ha impuesto en 9 partidos por 5 de los regios durante la existencia de la Conferencia Premier de la CONADEIP.