Wiilliams, Villanueva, Martos, Rosado, Feria, Zapata, Noriega, Teja, Uresty y Luján, ex jugadores de los Aztecas UDLAP que engrandecieron a un deporte que se práctica en México desde finales de los años 20, ya forman parte del Salón de la Fama del Futbol Americano en México.
Los ex Aztecas de futbol americano, han sido inmortalizados por ser protagonistas de grandiosos capítulos dentro de las memorias de la historia de ese deporte dentro del Salón de la Fama ubicado en el Estado de México.
Morris “Moe” Wiilliams (tacle clase 1945-1949); él siendo parte del Mexico City College ayudó a forjar a toda una institución deportiva como son los Aztecas de la UDLAP. Le siguen los mariscales de campo Enrique Villanueva, parte de la Tribu Verde de 1995 a 1999 y quarterback titular en el Primer Mundial de futbol americano en Palermo, Italia; y Edgar Zapata, jugador de la UDLAP de 1991 a 1995.
El guardia Sergio Noriega (estudiante de 1991 a 1995), campeón en 1991 con los Aztecas en la Conferencia Nacional. Alejandro Teja, tacle Azteca1995-1999 y profesional en Italia con los Leones de Bergamo, logrando el Campeonato Italiano y Europeo en el año 2000. De la línea defensiva fue elegido José de Jesús Uresty, quien vistió el jersey verde de 1993 a 1997 y jugó para los Cardenales de Palermo en 2000.
También han sido inducidos los receptores Marco Martos (Azteca 1992-1996), ex jugador de Broncos de Denver (1997), Vaqueros de Dallas (1998), Panteras de Carolina (2003), Dragones de Barcelona (1997-2003) y Centuriones de Cologne (2004). Además de Carlos Rosado (generación 1993-1997), quien estuvo en Barcelona Dragons (1998-2002), NY Jets (2003) y Amsterdam Admirals (2003).
El corredor Oliver Feria (1992-1996) poseedor del record de las 8,000 mil yardas combinadas en sus años como Azteca, fue el único jugador nominado al Premio Nacional del Deporte, también jugó en los Cardenales de Palermo de 1998 a 2000, en Regios Monterrey UPFL (2001), Sharks de Palermo (2002) y Broncos de Monterrey (2003).
El último y no menos importante en mencionar es el coach Leonardo Luján, quien es toda una insignia para la afición Verde y Naranja por ser la mano que llevó a los Aztecas a conseguir el Tricampeonato nacional de la ONEFA 1995-1996-1997, con seis finales consecutivas disputadas; teniendo entre sus filas a Villanueva, Zapata, Noriega, Teja, Uresty, Martos, Rosado y Feria. Cabe hacer una mención especial al receptor Juan Manuel Montero, quien pasó una temporada vistiendo el jersey de la UDLAP en 1987 y que también fue inducido al Salón de la Fama.