• Los recortes de personal se darán a lo largo de cinco  año y se respetarán derechos laborales

 

Despidos en  dependencias del gobierno del Estado para reducir en un 15 por ciento la plantilla laboral será gradual a lo largo de cinco año y no de manera inmediata o masiva, aseveró el gobernador Miguel Barbosa Huerta, al  revelar que desde el Sistema DIF Estatal se realizaban operaciones político-electorales con más de 1,200 trabajadores.

  En rueda de prensa el  jefe del Ejecutivo explicó que con estricto apego a la ley,  se respetarán los derechos laborales y se liquidará a quienes dejen de laborar en la administración estatal.

  “No se trata de un despido masivo como sucedió en la pasada administración morenovallista”, señaló Barbosa Huerta  tras aclarar que los trabajadores sindicalizados no estarán considerados en esta reducción de personal que se ha pedido a todas las dependencias estatales.

   Refirió que este plan, como parte de las estrategias de austeridad, permitirán limpiar de  “aviadores” y de operadores políticos en distintas áreas del gobierno estatal.

  Tras referir que en las oficinas del gobernador solo hay diez trabajadores, Barbosa Huerta reveló que desde el Sistema para el Desarrollo Integral de la  Familia (SEDIF) se realizaban operaciones electorales, y contaban con una plantilla de poco más de 1,200 trabajadores.

  En Puebla Comunicaciones por ejemplo, se orquestaron las “Campañas Negras” en su contra durante la campaña al gobierno del Estado.

 Además se tenía  una nómina de 270 trabajadores y cerca de la mitad no se presentaban a laborar pero cobraban.

    Reitero  que la disminución de la plantilla laboral se llevará a cabo a lo largo de la actual administración  estatal y no será masiva ni a corto plazo.