Los diputados locales dieron luz verde a la línea de crédito de hasta tres mil millones de pesos, a la que podrán acceder los 217 ayuntamientos del estado de Puebla para ejecutar proyectos de infraestructura.
Sobre el particular, el titular de la Comisión de Presupuesto y Crédito Público del Poder Legislativo Ignacio Mier Bañuelos, negó tajante que la línea de crédito represente deuda pública para los municipios, ya que los alcaldes podrán adquirirla bajo el compromiso de pagarla durante las actuales administraciones.
Dijo que dependiendo de los proyectos de obra, los alcaldes sólo podrán empeñar el 25 por ciento de los recursos del Fondo de Aportaciones para Infraestructura Social, a fin de solicitar un préstamo y que servirán como aval para liquidar en su momento el empréstito de la bolsa de 3 mil millones de pesos que hay disponibles.
Insistió que la línea de crédito avalada por el Poder Legislativo no representa una deuda para el estado y municipios, pues el ayuntamiento que pida un préstamo, estará obligado a pagarlo dentro de su gestión.
Mier Bañuelos agregó que en la iniciativa también se autoriza para que el Ejecutivo del Estado pueda construir o utilizar un fideicomiso de captación, afectación, administración y pago a través de un esquema global de financiamiento, permitiéndole emplear los 3 mil millones de pesos.
“El monto máximo por el que los ayuntamientos se pueden endeudar es de acuerdo al 25 por ciento del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura que por cada ejercicio fiscal le corresponda al municipio; además sólo pueden endeudarse hasta el período para el que fueron electos”.
Cabe señalar que la línea de crédito fue presentada por el gobernador Rafael Moreno Valle en la LVIII Legislatura, pero jamás pudo ser dictaminada en gran parte por la negativa del PRI. En esta ocasión la bancada respaldó la propuesta.