Dulce Gómez

En medio de las peticiones que exigen renuncia del titular de la Fiscalía General del Estado, Víctor Antonio Carrancá Bourget, el presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, aplaudió el trabajo realizado por el funcionario estatal.
En este tenor, el alcalde capitalino puntualizó que hasta hace algunos años nueve de cada 10 delincuentes salían “por la puerta giratoria”, no obstante, actualmente la situación es distinta y la mayoría de los inculpados permanece tras las rejas.
De tal modo, agradeció la disposición de Carrancá Bourget para trabajar de la mano con el Ayuntamiento de Puebla, incluso, sumó la labor del fiscal de Asuntos Metropolitano Gustavo Huerta Yedra.
En días pasados, la candidata a la gubernatura por la coalición “Por Puebla al Frente”, Martha Erika Alonso Hidalgo, llamó al fiscal a renunciar en caso de no poder solucionar los asesinatos y agresiones en contra de las mujeres, específicamente tras el homicidio de Juana Iraís Maldonado, abanderada a una diputación local por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).
Luis Banck apuntó que campañas electorales es “normal” que los abanderados expresen sus puntos de vista sobre los temas que más le importan a los poblanos, entre ellos el de la seguridad.
Al cuestionarle si es necesaria la renuncia de Antonio Carrancá, tras el asesinato de Juana Iraís Maldonado, Luis Banck acotó que la decisión la tiene el mandatario estatal, José Antonio Gali Fayad, y el propio fiscal.
Empero, insistió en la coordinación del Ayuntamiento con la FGE, además recordó que las reuniones que semanalmente se llevan a cabo como parte de la Mesa de Seguridad y Justicia.
“La coordinación semanal con la Fiscalía y con el Gobierno del Estado ha dado frutos importantes, hace un año iniciamos con la Mesa de Seguridad y Justicia. En ocho de cada 10 casos se ha hecho justicia y esto no hubiera sido posible sin apoyo de la FGE”, agregó.