• Aseguró que su equipo de transición ayudó a que se concretara el nuevo acuerdo comercial USMCA entre México, Estados Unidos y Canadá

 

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que aún no asume la Presidencia y ya contribuyó a lograr el nuevo acuerdo comercial USMCA entre México, Estados Unidos y Canadá.

 

“Si no se hubiese logrado el acuerdo, daría mucha incertidumbre, no quiero pronosticar otras cosas, pero no es lo mismo tener un acuerdo al iniciar el gobierno. Creo que ya pasamos una prueba importante, todavía no hemos tomado posesión de la Presidencia, y consideramos que se contribuyó a lograr este acuerdo, que permite certidumbre para la economía nacional”, afirmó Obrador.

 

En conferencia de prensa en un hotel de Guanajuato, donde este lunes realizó una gira, López Obrador reveló que inicialmente Estados Unidos pretendía que se incluyera un capítulo para convertir a Norteamérica en una sola potencia energética, lo que comprometía los recursos petroleros de nuestro país.

 

“Se aceptó nuestra propuesta de reducir al mínimo el capítulo de energético, el capítulo originalmente era un capitulo muy amplio; se hablaba inclusive de una comunidad energética para América del Norte. Esto consideramos no era conveniente para nuestro país, y ese capítulo se redujo a dos pequeños párrafos. Que podría decirles, dos pequeños párrafos históricos, porque quedó a salvo la soberanía de nuestro país en materia energética, es decir, los mexicanos vamos a decidir libremente sobre el uso de nuestros recursos naturales y en especial del petróleo y de la industria eléctrica”, afirmó.

 

López Obrador celebró y enalteció la actitud mostrada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

 

“Desde luego tengo que reconocer el papel destacado en esta negociación del presidente Enrique Peña Nieto, el papel destacado, visionario, tolerante del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el papel del primer ministro Trudeau, que con mucho oficio insistió en el diálogo hasta lograr que las tres partes continúen en este acuerdo general. Se habló mucho del acuerdo bilateral, y al final por los buenos oficios del primer ministro Trudeau se logró este acuerdo trilateral”, comentó.

 

López Obrador también reveló que hubo momentos tensos de la negociación, y de lo cual fue enterado por Peña Nieto, por lo que instruyó a Marcelo Ebrard a acudir a Los Pinos.

 

“Hubo comunicación (con el gobierno del presidente Peña Nieto) siempre se trató del acuerdo comercial. Fue el tema en la agenda, y en un momento, cuando estaba a punto de concluirse el plazo para el acuerdo con el gobierno estadounidense, que estaba difícil la negociación, me habló el presidente Peña por teléfono y se estableció comunicación. Fue Marcelo a Los Pinos, al final, se resolvió la diferencia también porque dio su aval el presidente Donald Trump. Nosotros forjamos una postura, sobre todo el tema energético; él fue consultado, y aceptó nuestra propuesta”, reveló.

 

Finalmente, López Obrador, dijo que avala totalmente los acuerdos alcanzados en el nuevo acuerdo comercial USMCA, y resaltó la parte de los salarios que mejorarán para los trabajadores mexicanos de la industria automotriz.