Por Alberto Arcega Macuil / Puebla

Especialistas del Tecnológico de Monterrey campus Puebla coincidieron en que si no se establecen políticas para detener el acoso o violencia escolar, mejor conocido como bullying, en un lapso de cinco años se hablará de que se duplicarán los casos, así como el grado de agresiones en las escuelas en el país.
Héctor Cerezo Huerta, director del departamento de Psicología y Formación Ética de dicha institución, manifestó que detrás del bullying no sólo existe la intolerancia y nulo respeto hacia la diversidad, sino que existen trastornos mentales; por lo que los actuales agresores que cometen este tipo de hechos se convertirán en los próximos sociópatas, delincuentes, en personas que generen divorcios múltiples, agresores de pareja, y serán más susceptibles a consumir drogas como la marihuana, heroína y cocaína.
Enfatizó que en la niñez son rasgos, en la adolescencia son patologías, por lo que se observa en las escuelas particularmente es un fenómeno de salud mental muy grave donde los profesores tienen un papel fundamental, ya que, recalcó, tienen que establecer límites claros precisos y fungir como ejemplo, más no permanecer como alguien neutro.
Precisó que muchas de las enfermedades que padecen los niños que ejercen el bullying se basan en el trastorno de déficit de atención, hiperactividad, problemas disociables, entre otras.
Mientras que José Carlos Vázquez Parra, investigador del Tecnológico de Monterrey campus Puebla, indicó que los lugares en donde se presentan más los acosos y violencia escolar, son: en los pasillos y en los sanitarios de la institución educativa, así como en el camino a casa.
Y finalmente, Martín Espinoza Martínez, profesor de cátedra, mencionó que el bullying es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula, como a través de las redes sociales, o fuera de las propias escuelas.
Indicó que de acuerdo a los casos dados a conocer por los medios de comunicación, en Puebla se han presentado 17 casos en lo que va del presente año, y que las autoridades de no tomar cartas en el asunto, esta cifra se estará duplicando en poco tiempo.
“Al menos el 40 por ciento de los estudiantes reportan ser víctima en algún momento de violencia escolar en algún momento de su vida académica. La violencia física es mayor en las primarias y la violencia psicológica es mayor en educación media superior”, dijo.