Por Patricia Moreno Sánchez

La obesidad es un programa de salud muy grave que deriva en diversas enfermedades como la diabetes afirmó Enrique Doger Guerrero delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
Agregó que lamentablemente la obesidad es un problema que está afectando a todas las edades, principalmente a los menores.
Refirió que por ello el instituto está trabajando con los programas de prevención como Preven-IMSS para orientar sobre una alimentación adecuada y ejercicio. Recordó que desde años atrás se legisló para retirar de las escuelas la comida chatarra de las escuelas, sin embargo esto no ha sido suficiente.
Indicó que sebe continuar con las acciones de prevención y capacitación sobre una vida saludable para los adultos y los niños,
Insistió que se deben hacer aún muchas acciones para prevenir la obesidad infantil que puede derivar en que un niño a edad temprana desarrolle Diabetes tipo 2 y todas las complicaciones que ello conlleva a su salud.
“Incluso se debe cambiar el estereotipo; antes la gente decía, mire esta gordito, esta sanito. No estar gordito no es estar sano y ser proclive a enfermedades muy severas” aseveró.
Por ello en el IMSS se trabaja con los derechohabientes de todas las edades, y especialmente en la niñez, recordó que México se ubica en segundo lugar a nivel mundial en obesidad infantil, producto de la ingesta de comida chatarra y bebidas azucaradas.

El delegado hizo el llamado a los padres de familia para que cuiden la alimentación de sus hijos, eviten que consuman menos comida chatarra como frituras y panquecitos industriales que producen sobrepeso y obesidad.