Por Patricia Moreno Sánchez

En temporada de calor, se prevé un incremento de enfermedades gastrointestinales de un 5 por ciento, informó el doctor Federico Marín Martínez subdirector Médico de la delegación Puebla del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
Explicó que los menores de 5 años, y los adultos mayores son las dos poblaciones mayor riesgo de mortalidad por enfermedad gastrointestinal por las altas temperaturas.
Refirió que con las altas temperaturas, los alimentos se descomponen con mayor facilidad y genera que proliferen bacterias como la salmonella, E. coli, entre otras que provocan una infección y con ello cuadro diarreicos severos en los niños y adultos mayores.
No obstante advierto que un bebé no puede tolerar la diarrea y la deshidratación por lo que es cinco veces mayor el riesgo de mortalidad en los menores.
Comentó que este año no se ha presentado la bacteria de Vidrio Cólera, los síntomas dijo son náusea, vomito , fiebre y evacuaciones líquidas sin embargo de debe vigilar para evitar que los menores se infecten con esta bacteria que es de mayor riesgo para los infantes.
Agregó que el menor puede ser atendido con Vida Suero Oral para hidratarlo en una primera etapa, sin embargo en un pequeño que ya presenta más de 3 evacuaciones, deshidratación severa , llanto sin lágrimas, y somnolencia son signos de alarma que requieren una atención inmediata.
“No hay un tratamiento para estas patología, este padecimiento y sus complicaciones se atiende con antibióticos, de acuerdo a cada paciente y prescritos por el médico”.
En el caso de los adultos mayores con la evacuación constante sufren deshidratación lo que les genera desorientación , ante esto requiere atención inmediata en una unidad médica hospitalaria para restablecer la hidratación. Recordó que no es recomendable la automedicación, ni para los menores, ni para adultos mayores. Advirtió que un antibiótico puede complicar más la infección.

Refirió que en el IMSS se tiene la capacidad de atención en todas las unidades médicas del para enfrentar el incremento de las enfermedades gastrointestinales este temporada de calor y lluvia