Por Jesús Lemus/Puebla

El diputado del PRD, Julián Rendón Tapia, sentenció que representaría un costo político para el gobierno del estado encabezado por Antonio Gali Fayad, respaldar la solicitud de los concesionarios sobre incrementar en 7.50 la tarifa del transporte público.
En su calidad de presidente de la comisión del Transporte del Poder Legislativo, señaló que deben buscarse otros mecanismos para tranquilizar la exigencia de los concesionarios, quienes desde el año pasado exigen aumentar la tarifa del servicio.
También consideró urgente que la administración estatal a cargo de Antonio Gali Fayad, cumpla su palabra para que a la brevedad se brinden los apoyos necesarios a los dueños de las diversas rutas del transporte público.
Destacó que en próximos días se reunirá con concesionarios del transporte en la sede del Congreso del Estado, una vez que se mandó a los diputados la solicitud de aumentar en 7.50 la tarifa del mismo.
“Buscaremos la reunión con los concesionarios para que nos expliquen sus propuestas sobre el aumento, sin duda cualquier incremento representaría un costo político, pero también el gobierno del estado prometió una propuesta en favor de los dueños de las unidades”.
Es importante puntualizar, que el gobierno del estado de Puebla es el único facultado para autorizar un incremento a la tarifa del transporte público; sin embargo, los concesionarios están presionando a los legisladores para que respalden esta medida que es rechazada por los poblanos a raíz de la crisis económica por la que atraviesa el país.