Por Patricia Moreno Sánchez

 

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, pide que el incremento a la tarifa del transporte público no afecte la economía de los poblanos, que lamentablemente ya padecen los embates de la crisis económica que se vive en el país.

Por lo que recomendó a las autoridades que en caso de que se autorice este ajuste a la tarifa del trasporte público, sea justo y pertinente.

“Las autoridades estatales, deberán hacer su trabajo pero deben pensar en un aumento, lo justo y pertinente para no afectar a la población, siempre estos aumentos lastiman el bolsillo de la población”.

Destacó que las autoridades correspondientes deben hacer un análisis, justo para no afectar a las familias.

“Imaginen a las familias que tienen varios hijos y los tienen que llevar a la escuela, que tienen que pagar varios pasajes, es un gasto considerable”, aseveró.

Recordar que el gobernador Miguel Barbosa, confirmó hace unos días que después de las Fiestas Patrias, incrementará el costo del pasaje del trasporte público, sin embargo, no definió el porcentaje. No obstante se habla de un aumento de 2 pesos, con el cual subiría a 8 pesos la tarifa. Este incremento lo rechazan tanto los usuarios como estudiantes, padres de familia, amas de casa y población en general, al señalar que los bajos salarios y la falta de empleo no les permite pagar más. Independientemente de ello acusan que ahora el transporte es más inseguro con robos y asaltos a toda hora.