Aumentar las tarifas de pasaje en 8 pesos con 50 centavos plantearon ayer concesionarios del transporte público al reunirse en las instalaciones de Casa Aguayo con el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

La situación para los dueños de unidades como para los conductores ya es insostenible, dijo en entrevista Eleazar Domiguez, representantes de la ruta 77 A.

Hay propuestas al mandatario para que haya tarifa diferenciada en suburban, microbuses y camiones, en este último de los casos la tarifa quedaría en 9:00 pesos, dijo.

De esta manera se considera que la tarifa pasaría de seis pesos a 8 pesos con 50 centavos, lo que representa un incrementó superior al 40 por ciento, que rebasaría la media nacional de aumento al servicio de transporte público de pasajeros.

Al termino del encuentro entre el gobernador Miguel Barbosa y unos   cincuenta concesionarios, el secretario del Transporte en el Estado, Guillermo Aréchiga Santamaría, afirmó que los transportistas manifestaron plena disposición y voluntad para aceptar las condiciones del gobierno del estado a cambio del aumento que desde hace ocho años no se da.

Indicó que los acuerdos entre ellos mejorar las unidades, instalar sistemas de seguridad a los usuarios y capacitar a los conductores, entre otros puntos, serán signados en una próxima reunión probablemente el 17 de este mes.