Marco Fierro

 

En entrevista para esta casa editorial, el médico Mao Rzepka García, egresado de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP)  informó que en Puebla ha incrementado el uso de la ozonoterapia como un tratamiento alternativo para mejorar el sistema inmunológico en pacientes que padecen cualquier tipo de cáncer.

 

Explicó que aunque es una terapia que tiene casi un siglo de aplicarse, antes se utilizaba como antiséptico, pero ahora se ha descubierto, de acuerdo a los últimos estudios, que mejora la circulación del paciente, sirve como interflamatorio, y elimina cualquier tipo de bacteria, virus y hongos

 

El principal objetivo de la aplicación de este método, es activar el sistema antioxidante al disminuir los radicales libres en el cuerpo (sustancias toxicas), además de mejorar el metabolismo.

 

El médico precisó que la vía de aplicación puede ser rectal, sanguínea e infiltraciones, ya que puede combatir las hernias, y en el caso de cáncer se emplea para oxigenar las células malignas, porque el ozono produce oxígeno.

 

Pese a que en 1973 se prohibió la aplicación de ozono en pacientes con enfermedades terminales en Estados Unidos, el especialista, detalló que en la actualidad se emplea ante los casos de éxito que ha tenido el tratamiento, y por ello, ya se legisla la utilización de este método.

 

Afirmó que no ha sido un tratamiento atractivo para los grandes laboratorios de la medicina, debido a que el ozono no se puede envasar para comercializarlo, por ello, no se conoce mucho este procedimiento para mejorar la salud, principalmente de las personas que tienen una enfermedad terminal.

 

“El ozono es una sustancia que favorece el tono de los vasos sanguíneos y permite que haya un mejor flujo; mejora los glóbulos rojos para el oxígeno”, expresó.

 

El ozono es un antiinflamatorio, analgésico, inmunomodulador que mejora la oxigenación tisular en general en todos los tejidos como pueden ser cerebro, riñón y corazón.