Debido a las políticas en materia turística que ha implementado el gobernador Tony Gali, al término del primer semestre de 2017, la afluencia de visitantes al estado de Puebla registró una variación a la alza de 6.6 por ciento en comparación con el mismo lapso de 2016; lo cual representa que en seis meses llegaron al estado 7 millones 302 mil 833 turistas.

En consecuencia, la derrama económica también registra una alza de 6.9 por ciento en el mismo comparativo, al pasar de 6 mil 381 millones 588 mil 428 pesos a 6 mil 823 millones 310 mil 804 pesos. La ocupación hotelera, en tanto, tuvo un incremento de 3.7, en el lapso de referencia.

La ciudad de Puebla y los principales polos de atracción turística expresan la misma tendencia. La capital del estado registró en ese periodo una variación positiva de 3.1 por ciento, con la llegada de 4 millones 794 mil 796 visitantes a junio de 2017, contra los 4 millones 649 mil 886 de 2016.

De la misma manera, la derrama económica en los primeros seis meses de este año fue de 4 mil 852 millones 566 mil 780 pesos, 4.5 por ciento más en comparación con el primer semestre de 2016.

En el indicador “llegada de turistas a cuartos de hotel” en la ciudad de Puebla, al mes de junio, de acuerdo con datos del Sistema Nacional de la Información Estadística del Sector Turismo de México – Datatur, se registraron un millón 294 mil 595 turistas, de los cuales un millón 52 mil 119 fueron nacionales y 242 mil 476 extranjeros.

Los municipios con la denominación de Pueblo Mágico, registran variaciones a la alza en la llegada de turistas, destacan los casos de Chignahuapan con una aumento de 15.78 por ciento, en comparación con el año pasado, y Huauchinango con 14.84 por ciento.