• Se encuentra en calidad de desconocido, no se descarta que se trate de un centroamericano.
• En su pantalón se le encontró un quetzal guatemalteco y un billete de 10 lempiras hondureñas.

Odilón Larios Nava.- Un hombre de aproximadamente 32 años de edad, pereció atropellado en el kilómetro 12 de la carretera a Valsequillo, frente al campo de gotcha y justo delante de las cámaras de fotomulta. El occiso no portaba ninguna identificación con él, por lo que se encuentra en calidad de desconocido. No se descartó que pudiera ser un indocumentado centroamericano.
Cerca de la una de la tarde de este jueves, el 911 fue notificado por algunos automovilistas que circulaban por el lugar, sobre un hombre que estaba tendido en la carpeta asfáltica, señalaban que probablemente había sido atropellado y que aparentaba estar muerto.
Técnicos en urgencias médicas atendieron la llamada y cuando revisaron al varón confirmaron que no tenía signos de vida. Vigilantes de Africam Safari, que pasaban por el lugar, auxiliaron resguardando el cadáver para evitar que otros vehículos le pasaran por encima, esto hasta que llegó la policía estatal y se hizo cargo de acordonar el área.
Se presume que sufrió traumatismo craneoencefálico, estaba boca abajo, en el asfalto se observaba un profuso lago hemático. Portaba calcetas azules, pantalón de mezclilla del mismo color, un cinturón muy desgastado con una hebilla metálica en forma ovalada, su ropa interior era una trusa tipo camuflaje, llamó la atención que en el lugar no se encontraron los zapatos.
En la parte superior del cuerpo portaba una playera color blanco, encima de ella una camisa azul, y a su vez encima de ésta una camisa tipo vaquera color rojo con azul, ésta última tenía alguna figura grande y brillosa en la espalda, sin que se apreciara con exactitud la imagen de la misma.
El hombre es de tez morena clara, cabello chino color negro, delgado, de aproximadamente 1.65 de estatura. Entre sus ropas no se encontraron documentos que permitieran saber su identidad.
En los bolsillos frontales de su pantalón se encontraron algunos objetos que pueden ser un indicador de que se trata de un hombre de origen centroamericano: un papel con un número telefónico, un espejo circular pequeño, una moneda de un quetzal guatemalteco y un billete de diez lempiras hondureñas.
Personal de Vialidad del Estado es quien se encargó de efectuar las diligencias del levantamiento del cuerpo. Cabe señalar que los trabajadores de Participación Social de la Fiscalía General del Estado (FGE) no acudieron para trasladar el cadáver al anfiteatro, y los agentes viales debieron pedir de favor a empleados de una empresa funeraria para que los apoyaran en las diligencias y en el traslado del occiso.