• Un comando armado atracó a la comandancia de policía, sometió al único policía que estaba en el lugar y robó las armas de la armería.

Odilón Larios Nava.- Comando armado integrado por diez sujetos sometió y robó el armamento de la comandancia del municipio de Coxcatlan, todo ello para posteriormente robar el dinero del cajero automático ubicado en la presidencia municipal.
Lo anterior ocurrió minutos después de las dos de la mañana, cuando los policías municipales que estaban de guardia salieron a atender una llamada ciudadana que reportaba robo de ganado en la comunidad de Pueblo Nuevo. La llamada resultó haber sido una argucia de los maleantes para hacer que los policías se retiraran del lugar.
De esta manera sólo se quedó en el lugar un policía para hacer guardia, y ese momento fue aprovechado por un comando armado. Cuatro sujetos sometieron al único policía que quedó en el lugar, lo sujetaron con sus propias esposas y lo despojaron de su arma de cargo.
Los delincuentes robaron del armero tres escopetas calibre 12, así como un revólver calibre 38 especial y una pistola tipo escuadra 38 Súper, así como municiones para dichas armas.
Una vez que el único policía que quedaba en el lugar fue completamente sometido, los diez delincuentes se dedicaron a arrancar el cajero automático y es así como lograron robar todo el efectivo que tenía el despachador de Banorte.
Se desconoce la cantidad de efectivo con la que lograron hacerse los maleantes, quienes huyeron del lugar. Al regresar los otros policías, se percataron de lo que había ocurrido y solicitaron apoyo por medio de los radios de comunicación, así como la presencia del Agente del Ministerio Público para que iniciara las investigaciones de rigor.
Este es uno de los muchos atracos con el mismo modus operandi que han ocurrido en municipios del interior del estado. Cabe señalar que algunos de los municipios atracados de manera similar son: Tlacotepec de Benito Juárez, Zaragoza, Tlatlauquitepec – en este caso el cajero estaba en el hospital regional – Tochtepec y San Simón Yehualtepec. En todos esos casos los agraviados reportaron ser víctimas de un comando armado integrado por diez sujetos vestidos de negro.