*Carlos Aldrette junto a Diana Coraza consiguió el boleto a la justa olímpica en metros

59 segundos y 83 centésimas bastaron para que Carlos Aldrette Camacho, atleta Azteca UDLAP, junto a Diana Coraza Castañeda consiguieran su pase a los Juegos Paralímpicos Río 2016. Marca conseguida en la prueba de los 400 metros, en el pasado Abierto Mexicano Internacional de Para-atletismo en San Luis Potosí.
De una forma diferente a la imaginada, Carlos Aldrette estará cumpliendo el anhelo de todo atleta de luchar por una medalla olímpica; esto después de haber conseguido la marca establecida para ser seleccionado mexicano, en el evento celebrado en el CDETAR Plan de San Luis.
Al cronometrar 59.83 segundos hizo que Diana se coloqué en cuarto lugar a nivel mundial dentro de su categoría en los 400 metros planos y con eso lograron sumarse a la lista de la delegación tricolor que competirá del 7 al 18 de septiembre en Río de Janeiro, Brasil.
“Estoy demasiado agradecido con ella por la confianza que me dio, como atleta está haciendo realidad mi sueño de ir a Juegos Olímpicos”, comentó el velocista Azteca.
Diana Coraza tiene una discapacidad visual, por lo que el rol del corredor de la UDLAP es guiarla. Acto que parece sencillo, pero el grado de complejidad es mayor pues el trabajo de Carlos es correr en espejo; es decir que debe hacer movimientos inversos: si ella pisa con el pie derecho, él debe hacerlo con el izquierdo, e igual con los brazos.
La meta la debe cruzar primero el atleta paralímpico y no su guía, por lo cual Diana es quien marca el ritmo, “soy esos ojos que necesita, pero ella hará la mayor parte del trabajo. La clave es que debe haber mucha confianza entre ambos, porque ya en la competencia los dos nos volvemos una persona”, explicó el miembro de la Tribu Verde.
La meta para Río 2016 será superar la barrera de los 57 segundos para subirse al pódium y regresar a casa con una medalla olímpica. Es por eso que ambos velocistas trabajan arduamente en la pista de la Universidad de las Américas Puebla, con el firme compromiso de dar una alegría para México y sus familiares.
“Tenemos muchas posibilidades de correr la final, es mi sueño más grande y si las cosas salen bien podemos pelear por una medalla. Necesitamos 58 segundos para clasificar a la final y 57 segundos para asegurar una medalla”, resaltó la velocista poblana, alumna del entrenador Azteca Pedro Tani.
Ambos velocistas deberán estar preparados porque las competencias de atletismo están marcadas a realizarse de 8 al 18 de septiembre, en la pista del Estadio Olímpico, João Havelange o Nilton Santos; un inmueble polideportivo que también funge como casa del equipo de fútbol Botafogo.