Por Patricia Moreno Sánchez

Con la Cruzada contra el Hambre, se atiende a un millón 200 mil personas con pobreza alimentaria en los 64 municipios que comprende dicho programa, informó Juan Manuel Vega Rayet, delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) quien dijo que en materia de acceso a la alimentación se está atendiendo la reducción de dicha carencia a través de tres líneas de acción:
Apoyo al aumento y mejoramiento de producción agropecuaria.
Abasto de alimentos.
Asistencia y Orientación alimentaria los cuales son atendidos por el sistema DIF estatal.

Agregó que la asistencia alimentaria se da mediante los llamados Desayunos Escolares, Apoyo alimentario a casas de asistencia, Apoyo alimentario a personas con discapacidad, Rescate Nutricional iniciando una correcta nutrición y Equipamiento de desayunadores.

Mientras que el abasto de alimentos se ha dado mediante la apertura de 42 tiendas DICONSA y 26 lecherías LICONSA con lo cual la población puede adquirir productos alimentarios y leche a bajo costo.

Vega Rayet informó que entre otras acciones, se apoya a la población para construir 14 mil techos en viviendas y la creación de más de dos mil huertos familiares, al señalar que el 43 por ciento de las familias que están en Oportunidades tienen tierras pero no producen por falta de recursos, acceso a créditos y asistencia técnica.

El delegado recordó que la Cruzada Nacional Contra el Hambre también ejerce recursos en materia de salud y educación en los 64 municipios de Puebla que forman parte de la estrategia de combate al hambre y a la pobreza extrema.

Por último comentó que todos los programas se manejan con total transparencia y se vigila que no se desvíen para otros rubros.