Por Patricia Moreno Sánchez

La Secretaria de Educación Pública atendió de forma oportuna la denuncia sobre una presunta agresión sexual que sufrió una menor de quito grado de la escuela Escuela Primaria Federal Miguel Hidalgo en la comunidad de Ayutla en Izucar de Matamoros, por uno de sus compañeros en el mismo salón de clases.
A través de un comunicado la SEP, afirmó que se actuó de inmediato ante estos hechos, una vez que se recibió el reporte, en febrero pasado.
Inicialmente se tiene conocimiento de que no se trataría de un caso de violación, sin embargo la investigación a cargo de las instancias competentes continúa su curso.
Desde el momento en que se conoció el reporte, la SEP ha dado seguimiento para deslindar responsabilidades y atención tanto a la menor como a su mamá. Además se aplicó el Manual de Convivencia Escolar dentro de la institución educativa, afirmó la dependencia estatal.
Se agregó que, a través de la Unidad de Protección de Derecho a la Educación, se han realizado pláticas de orientación psicológica, tanto a nivel grupal, como individual con los estudiantes involucrados de manera directa en el caso.
Cabe mencionar que la Secretaría de Educación Pública aplicó sanciones administrativas al maestro a cargo del grupo, así como al director de la escuela. La dependencia se mantiene en contacto con los padres de familia para llegar a una solución satisfactoria para ambas partes.
Mencionar que en el comunicado no se aclara si el menor agresor será reubicado a otra institución para evitar que se vuelva a repetir la agresión como lo teme la madre de la menor.

LA DENUNCIA

Madre de familia pide la intervención de la Secretaria de Educación Pública , tras la agresión sexual o tocamientos lascivos que sufrió su hija de 10 años por un compañero de su salón. El hecho habría ocurrido el 20 de febrero pasado en el mismo salón de clases de la escuela Primaria Federal Miguel Hidalgo de Ayutla en Izúcar de Matamoros Puebla.

En rueda de prensa, la señora Ángeles Cruz explicó que a la fecha su niña no acude a clases por el trauma que sufrió y por temor a ser nuevamente agredida, al afirmar que el menor agresor continúan asistiendo a la institución, pues no se reubico a otra escuela o mínimo a otro salón.

Agregó que su malestar es también porque se señaló al maestro y al director de la institución de tener cierta responsabilidad en estos hechos ya que por llamar a una reunión de maestros, los niños se quedaron solos de 8 a 11 horas en el salón, lo que permitió ocurrirán los hechos, no obstante no han recibido sanción por las autoridades educativas.
La señora agregó que además el director de la institución Pedro Tapia Valero, y Roberto Téllez Morales supervisor de la zona 133 protegen al maestro Francisco Hernández, y se han negado a sancionar o reubicar al docente, pese a su responsabilidad y por negarle el ayuda a la menor cuando fue afectada. Cruz Flores, dijo sentirse impotente, al asegurar que en una ocasión se reunieron con el actual secretario de Educación Pública, Ignacio Albizar, quien se negó a dar una respuesta favorable a su denuncia.