Por Patricia Moreno Sánchez

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa Arzobispo de Puebla pide a las autoridades atender la inseguridad para evitar que la población busque hacer justicia por propia mano, ante la falta de respuesta.
De igual forma pidió a la población no sumarse a la violencia, no hacer justicia por propia mano. Lo anterior tras el incremento de casos de intento de linchamientos en distintos puntos de la entidad poblana durante los últimos meses, el caso más reciente fue el que se registró en la comunidad de Nicolás Bravo, la tarde del domingo donde un grupo de personas golpeó e intentó linchar a cuatro hombres que aseguraron los descubrieron robando a una persona.
Aseguró que está dando instrucciones a los párrocos para que intervengan ante este tipo de violencia y se evite una tragedia.
“Yo mismo estuve atento toda la noche por el caso de ayer en la noche, envié al párroco para que calmará a la población a la una de la mañana cuando ya estaba la situación muy difícil. Yo he ´pedido que no se haga justicia por propia mano, que se denuncie”
Insistió con el llamado a las autoridades para que se atienda las demandas de la población en el tema de la inseguridad y atiendan a la población y haya una impartición de justicia real.
“Pido que las autoridades escuchen a la población, porque luego resulta que al malhechor le ponen un abogado y a la víctima y agredidos están indefensos” aseveró Monseñor.