Dulce Gómez

La presidenta del Sistema Estatal DIF (SEDIF), Dinorah López de Gali, abrió las puertas del organismo que encabeza, a la familia que fue asaltada la madrugada del martes pasado en la Autopista México-Puebla, en especial a la madre e hija que fueron violentadas física y sexualmente.

En breve entrevista, la esposa del gobernador de Puebla, lamentó los hechos donde también perdió la vida un niño de dos años.

Dinorah López puntualizó que la Policía Federal es la encargada de investigar los pormenores del atraco que se registró alrededor de las 3:00 horas de ayer, a la altura de Santa María Moyotzingo, junta auxiliar de San Martín Texmelucan.

“Yo creo que la Policía Federal es la que se tiene que hacer cargo. Las puertas del DIF Estatal están abiertas para ofrecer apoyo psicológico a las muchachas que fueron agredidas”, expresó al cuestionarle su opinión.

De tal modo, la presidenta del SEDIF afirmó que el organismo que preside ofrecerá ayuda psicológica a la familia agredida, en caso de que la misma así lo desee.

Es importante mencionar que, de acuerdo a los primeros reportes, alrededor de las 3:00 horas de este martes, la familia, a bordo de su camioneta Ford Explorer, se detuvo en un paraje a la altura de Santa María Moyotzingo cuando un grupo de tres camionetas y ocho sujetos los encañonaron y dispararon contra el pequeño de dos años, provocándole la muerte. Luego de ello, dos de las mujeres que iban a bordo habrían sido violentadas sexualmente.