Bien dice el dicho “Has mil cosas buenas y una mala y por esta te recordaran”. Un dicho muy lúcido sobre todo para quienes no coinciden con la misma línea o ideología.

Y es que bien vale la pena citar esto, aunado a lo que el futbolista holandés señaló cuando al dar una entrevista sobre la polémica que ha traumado a la mayoría de los mexicanos sobre si fue o no penal sobre Roben, en el pasado mundial de Futbol en Brasil, el protagonista de esta polémica mediática aseguro que “cuando se pierde, siempre se dira que no fue penal”, y es verdad, cuando no soy ganador, cuando no tengo los privilegios de estar al frente, siempre criticare al que sí lo está.

Esto, es exactamente el caso del presidente municipal de Atempan.

Así es, el alcalde de la tierra del Tocotín, hasta el momento se ha convertido en la piedrita en el zapato de los municipios de la región, un presidente fuera de lo común, más empresario que político, más dedicado a su administración publica que a su vida particular, más necio al buscar sus objetivos en vez de esperarlos sentado.

Pero no es para más, ya que actualmente, en Atempan se han realizado en número y cantidad económica en obra pública y apoyos directos a las familias, en tan solo 10 meses, más que lo realizado en los últimos dos trienios juntos en este municipio.

Para entender un poco mejor esto, debemos partir, claro, desde el punto lógico, de lo que todo mundo diría: “los apoyos y programas siempre están ahí y claro, tienen toda la razón.

Yo solo preguntaría ¿Porque los demás municipios de la región no cuentan con el mismo record que mantiene Atempan?

La respuesta es muy sencilla, el alcalde de este municipio no espero a llegar a la presidencia para gestionar, solicitar, pedir y todo lo necesario ante la dependencias federales, estatales y diputados federales, para apropiarse de la mayor cantidad de recurso federal y estatal e invertirlo en obra pública de primera necesidad y apoyos directos como son techos dignos, estufas ecológicas, huertos, microempresas, entre otros beneficios.

Sabe y tiene un gran amigo en el gobierno del estado y con mayor razón en el gobierno federal, y son amigos no solo de él, sino de tos los 217 municipios, solo que como dijo de viva voz el Gobernador Rafael Moreno Valle en su visita a Atempan, “Su presidente si se puso hacer la tarea como se le indico”.

Creo que no es para más el enojo y envidia de los alcaldes de los municipios de la región, ya que el panorama ha cambiado y el gigante de la región ya es otro, un gigante que en tan solo 10 meses ha cubierto la mayor cantidad de compromisos con el pueblo. Esto es lo que incomoda a presidentes no solo panistas, de igual forma a adversarios políticos y porque no decirlo, también alcaldes y militantes priistas, pero lo más sorprendente, es que en vez de aprender, solo ven, hablan, pero no actúan, aunque “es de sabios preguntar” no ocurre y solo terminan tropezándose con la misma piedra.

Reitero, los programas siempre han existido y siempre han estarán ahí, ¿Pero qué se debe hacer para que estos lleguen y beneficien a los municipios?

Es de tontos asegurar, querer justificar su ineficiencia y de paso, minimizar el trabajo del nuevo gigante de la región con tan pobre argumento.

Esto es como cuando se busca una candidatura, “Actualmente el que no se mueve no sale en la foto”, eso mismo ocurre en el gobierno municipal.

Bien señale en una de mis columnas anteriores, “Se suele ser buen candidato, pero mal gobernante”.

Por el momento, el mérito se está haciendo en Atempan.

Recordemos que aún resta más de 4años.

El gobernador tarde que temprano se ira y posiblemente un priista llegará, por lo cual, hasta los pequeños y enviados con apoyos desaparecerán.

Y la Rebelión en la Granja si no les cumplen, se dará

Gracias por su opinión a agustinyeen6@hotmail.com