Por Arturo Wenceslao Rodríguez

Una extraña función se vivió en la tradicional Arena Puebla, pues las batallas duraron muy poco, quizás por las rivalidades muy marcadas entre los gladiadores. Pequeño Black Warrior y El Asturiano se volvieron a encontrar, siendo nuevamente apabullado el ídolo poblano, mientras “La Guillotina humana” celebró la contundente victoria.

Por tercera semana consecutiva, Pequeño Black Warrior venció y humilló a El Asturiano, surgiendo en esta ocasión un reto de máscara contra cabellera. La Guillotina humana compartió la victoria en dos caídas al hilo a lado de Sauron y Blue Center, mientras El Asturiano fue arropado por Eléctrico y Astral, que nada pudieron hacer para evitar la derrota.

La rivalidad entre ambos gladiadores ha llegado a terrenos peligrosos, pues Pequeño Black Warrior hizo pedazos la máscara de El Asturiano, además de castigarlo con una mesa de madera, y semanas atrás el mini rudo sangró el brazo del ídolo poblano y hasta lo castigó en las butacas.

En un candente mano a mano, La Sombra venció de forma polémica a Shocker. El dominio de la batalla lo tuvo el 1000 % guapo, pero su desesperación y enojo lo llevó a golpear al Tirantes, por lo que éste decretó la descalificación a favor del Centinela del Espacio.

En la lucha semifinal, Atlantis, Máximo y Marco Corleone se llevaron la victoria sobre Rey Escorpión, El Terrible y Rey Bucanero. En la tercera caída, el ídolo de los niños venció al rudo venenoso con la famosa Atlántida para exigirle de inmediato una oportunidad por el Campeonato de peso semicompleto del CMLL.

En el evento especial, Pegasso, El Ángel de Oro y Tritón vencieron en dos caídas al hilo a Virus, Sangre Azteca y a Skandalo quien hizo su reaparición, ya recuperado de su lesión en el ojo. En la parte definitiva, El Ángel de Oro sorprendió al Pequeño Maestro con una mecedora, para llevarse el triunfo el bando de los técnicos.

En la lucha inicial, Magnus, Leono y Paris dejaron con la cara hacia las lámparas a Espíritu Maligno, Akuma y Ares.