* Acudieron a la Cámara de diputados se reunieron con los presidentes de las las comisiones de Presupuesto y Cuenta Pública.
El Secretario General de la ASPABUAP, Jaime Mesa Mújica, se sumó al exhorto que la CONTU hizo a los representantes de la Cámara de Diputados para que asuman su compromiso con la sociedad y en el 2018 asignen un presupuesto digno a la educación pública superior, uno de los sectores que son prioritarios para impulsar el desarrollo del país y de promover el futuro de millones de jóvenes que aspiran a una formación profesional.
Durante la reunión que se llevó a cabo en la sede de San Lázaro, Mesa Mújica calificó este primer encuentro como positivo, ya que mencionó que los diputados escucharon los planteamientos de los sindicatos universitarios, encabezados por el Secretario General de la CONTU, Enrique Levet Gorozpe.
Comentó que sostuvieron un encuentro con el Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la LXIII Legislatura, Jorge Estefan Chidiac, quien se mostró sensible a las demandas planteadas por el gremio universitario de obtener un mayor presupuesto para las universidades públicas, recibir mejores salarios para los trabajadores universitarios y se asignen partidas especiales para atender el problema de pensiones y jubilaciones el próximo año.
Explicó el Secretario General de la ASPABUAP que el legislador manifestó su compromiso de analizar el documento que le presentó la CONTU, con el fin de buscar las mejores alternativas para la universidad pública y los trabajadores universitarios.
Jaime Mesa Mújica mencionó que la otra reunión fue con la Presidenta de la Comisión de Educación y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados, Hortensia Aragón Castillo, a quien de la misma manera le plantearon sus inquietud e inconformidades por la afectación que la educación pública superior ha tenido en este último año.
Dijo que con base en los acuerdos tomados por los más de 96 sindicatos universitarios que integran la CONTU, hay un reclamo unánime como resultado por los recortes presupuestales en el actual ejercicio fiscal de 2017, donde las universidades públicas están padeciendo las consecuencias por estas políticas injustificadas de restricción presupuestal que laceran el desarrollo de la educación pública superior y de la investigación científica; además de que que se refleja negativamente en las condiciones laborales y salariales, así como de las prestaciones de la seguridad social de los universitarios.