• Se trata de dos albañiles, quienes presumiblemente estaban desaparecidos desde el pasado viernes.
• Por las características del doble homicidio las autoridades presumen que se trató de un posible ajuste de cuentas entre huachicoleros.

Odilón Larios Nava.- Un par de albañiles fueron asesinados, y calcinados junto con la camioneta en que viajaban, se presume que se trata de un ajuste de cuentas entre grupos dedicados al robo de hidrocarburo de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex). El vehículo calcinado al 80 por ciento y los dos cadáveres carbonizados, fueron hallarlo en un paraje perteneciente a Santa María Xonacatepec en los límites con San Miguel Espejo, en el municipio de Puebla.
El hallazgo de la camioneta calcinada en el antiguo camino a San Miguel Espejo, se realizó el pasado lunes alrededor del mediodía. Atendieron el reporte ciudadano los policías del municipio y del estado.
A la llegada de los uniformados, estos confirmaron que el vehículo en cuestión era una camioneta tipo pick up, de la marca Dodge, calcinada casi en su totalidad, la cual portaba placas de circulación SG29990 del estado de Puebla.
Durante la revisión del interior de la unidad y los alrededores descubrieron dos cuerpos calcinados, uno de ellos dentro de la unidad y el otro tirado en el suelo, a aproximadamente dos metros de distancia del vehículo. En el vehículo las autoridades encontraron un orificio, presumiblemente se trató de un posible impacto de bala.
Agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) con peritos del Instituto de Ciencias Forenses, llevaron a cabo el levantamiento de los cadáveres, los cuales quedaron señalados como desconocido 222 y 223, dentro de la carpeta de investigación 12435/2017 de la Zona Centro.
Los primeros análisis de los cadáveres permitieron conocer que se trata de dos varones, de aproximadamente 25 y 30 años de edad, respectivamente. Por la camioneta se estableció su posible identidad, pero por estar calcinados será hasta que se tengan los resultados de genética que se revelen sus nombres.
Pero de tratarse de las personas que se supone que son, serían dos hombres de ocupación albañiles, según dijeron personas que dijeron ser sus familiares. Según estas personas, los hombres estaban desaparecidos desde el pasado viernes cuando salieron a trabajar.
Por la forma en como terminaron, las autoridades no descartaron que el móvil sea un ajuste de cuentas entre personas dedicadas al robo de hidrocarburo en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).