Odilón Larios Nava.-

Con cinta canela al derredor del rostro, cabeza, pies y manos, así como varias puñaladas fue encontrada la esposa de un ganadero de Zacatelco, Tlaxcala.
La hoy occisa fue identificada como Angélica Herrerías Romero, de 38 años de edad, esposa de un ganadero y comerciante de apellido Meneses, dedicado a la cría, engorda y venta de ganado en canal.
Se presume que al menos tres sujetos ingresaron al domicilio, en donde sometieron y golpearon a la fémina, después la ataron con cinta canela, para posteriormente clavarle un objeto punzocortante y así acabar con su vida.
Las autoridades investigadores no descartan que el móvil de este brutal homicidio pueda ser el robo, pero tampoco pueden evitar considerar un ajuste de cuentas o venganza por la saña con la que ultimaron a la mujer.
Fue cerca de las 13:30 horas de este miércoles cuando los números de emergencias recibieron la llamada de auxilio. Al llegar los paramédicos confirmaron el deceso de la mujer, cuyo cadáver estaba tendido en el suelo del domicilio, en medio de un lago hemático y en las condiciones antes descritas.
Igualmente arribaron elementos de la policía municipal de Zacatelco y ministerial del estado, hasta el domicilio marcado con el número 11, de la calle Primero de Mayo, en la Tercera Sección del Barrio de Esquitla.
Algunos de los pobladores del lugar enfatizaron que en Zacatelco hay poca