• Fue interceptado por los ladrones en Tehuiloyocan; las autoridades no descartaron una segunda hipótesis del homicidio.

Odilón Larios Nava.- En un presunto asalto a cuentahabiente fue asesinado un hombre en el cruce del Camino Real a san Gregorio Atzompa y calle Reforma, en san Luis Tehuiloyocan, en el municipio de san Andrés Cholula.
Tres hombres habían acudido a retirar entre 50 y 60 mil pesos al Banamex de san Pedro Cholula. Los sobrevivientes no pudieron precisar la cantidad ya que el hoy occiso es quien hizo el movimiento bancario. Después abordaron su camioneta Ford, pick up, color rojo, con placas de circulación SJ-62-090 del estado de Puebla.
Los hombres no se percataron de que eran seguidos por varios sujetos a bordo de una camioneta color blanco. Se dirigían a su comunidad de origen, san Agustín Calvario, junta auxiliar de san Pedro Cholula, pero para llegar allí tienen que atravesar territorio de san Andrés.
En Camino Real a Atzompa metros antes de llegar a calle Reforma fueron interceptados por los sujetos de la camioneta blanca. Según los reportes que los acompañantes – primos – del occiso dieron a las autoridades, los delincuentes abrieron fuego de forma directa. Les poncharon una llanta y después descendieron y les exigieron que entregaran el dinero.
Según dijeron en sus declaraciones los primos del occiso, los ladrones al encontrar resistencia dispararon contra de Candelario Saca Castillo, de 40 años de edad, quien recibió un balzo en el abdomen, mismo que acabó con su vida.
Los maleantes escaparon con rumbo desconocido, aunque se montó un fuerte dispositivo policiaco para tratar de dar con ellos no fue posible localizarlos.
De las diligencias del levantamiento del cadáver se encargó el Agente del Ministerio Público de san Andrés Cholula, quien inició las averiguaciones de rigor. La camioneta quedó asegurada y los dos primos del occiso acudieron a rendir declaración ante el Ministerio Público.
Todo indica que se trató de un asalto a cuentahabiente. Sin embargo los primos del occiso señalaron que él tenía problemas con dos de sus hermanos, con quienes tenía un pleito por una herencia de más de dos millones de pesos, por lo que este dato tampoco fue descartado como hipótesis de investigación.