Odilón Larios Nava.- En una choza de madera y láminas, en una zona boscosa de un rancho en Comalapa, hallaron sin vida un campesino de 62 años de edad, quien presentaba golpes en el rostro y una toalla enredada en el cuello.
El propietario del Rancho Comalapa, fue el que dio aviso a las autoridades de aquel municipio, además es primo del occiso, éste refirió en sus declaraciones ante el ministerio público que como no había visto a Isidoro Gómez Vargas, se preocupó y fue a visitarlo al cuarto que ocupaba en esa zona del rancho, donde su vecino más cercano está a 400 metros de distancia.
Al llegar encontró que la puerta tenía puesta la cadena con el candado correspondiente, sin embargo al ver por un resquicio de las láminas, pudo ver que su primo estaba tirado en el piso en una posición por demás rara y que no respondía a sus llamados, por lo que decidió dar aviso a la policía municipal de Comalapa.
Los policías al llegar confirmaron que Isidoro estaba muerto y por ello dieron aviso a la comandancia de la policía ministerial de Xicotepec de Juárez, para que acudieran a efectuar las diligencias del levantamiento del cadáver, e iniciar las investigaciones de rigor.
Durante las diligencias del levantamiento del cadáver, los agentes tuvieron que entrar al cuarto por una ventana y observaron que en el interior del cuarto de tres por tres, se encontraban las cosas revueltas y que el cadáver presentaba algunos golpes en el cuerpo y que tenía una toalla enredada en el cuello.
La averiguación que inició el representante social fue la 382/2014 de Xicotepec de Juárez, hasta el cierre de esta edición se desconocían los resultados de la necropsia, por lo que aún no se determinaba la causa de muerte.