Odilón Larios Nava.- El Día de las Madres terminó en desgracia para una familia, luego de que un hombre asesinara a su esposa, tras sostener una discusión por una presunta infidelidad.
Fueron policías ministeriales, quienes lograron la detención de Serafín Marín luego de que se entregara ante las autoridades por su presunta responsabilidad en el delito de homicidio en agravio de su cónyuge.
De acuerdo con los primeros reportes, la mujer organizó una fiesta con motivo del Día de las Madres. Ahí se convocaron familiares y amigos, quienes con gusto estaban celebrando e ingiriendo bebidas embriagantes.
Luego de algunas horas la mujer identificada como Ángela Grande Pérez, de 34 años de edad y su esposo se apartaron del tumulto y empezaron a discutir por una supuesta infidelidad que ella había cometido.
Después de algunos dimes y diretes, el hombre se molestó, comenzó a golpear a su esposa con las manos y finalmente terminó asfixiándola. Cuando se dio cuenta que había asesinado a su esposa, trató de deshacerse del cuerpo.
Enredó el cadáver en varios trapos, lo subió a su camioneta y lo trasladó hasta un paraje solitario, justamente en terrenos de cultivo de Acuexcomac, en donde hizo un hoyo y enterró el cuerpo.
Cuando regresó y la familia comenzó a preguntar por la fémina, el susodicho refirió que su esposa se había ido de su casa y que no sabía si iba a regresar, por lo que incluso se presentó en la presidencia municipal de San Jerónimo Tecuanipan para denunciar la desaparición de su esposa.
Tras un lapso de tres días, en que su moral se vino abajo y el remordimiento no le permitió seguir ocultando la verdad, contó lo sucedido a sus familiares a quienes llevó hasta paraje en donde había enterrado el cuerpo.
Finalmente tras obligarlo a que se entregará, se dirigió de nuevo a la presidencia de San Jerónimo Tecuanipan en donde informó a las autoridades que su esposa había aparecido muerta.
Fue en ese momento que dieron aviso a las autoridades ministeriales quienes hicieron el levantamiento de cadáver el pasado 13 de mayo en el paraje El Ajal, donde la mujer yacía en estado de descomposición reciente y a quien tras someterla a la necropsia, se determinó que había fallecido a consecuencia de una asfixia por sofocación.
Finalmente el hombre quedó detenido y está a disposición del agente del Ministerio Público luego de rendir su declaración en torno a los hechos a través de la averiguación previa 1909/2014/SPCHO.