• Un incendio de un tanque de gas provocó que personal del Ejército Mexicano llegara al lugar y al echar un vistazo se percatara que en el sitio se almacenaba combustible de procedencia ilícita.

Odilón Larios Nava.- Gracias a un incendio de un tanque de gas en un domicilio de Actipan de Morelos, en el municipio de Acatzingo, elementos del Ejército Mexicano se percataron que en el lugar se almacenaban contenedores con combustible de procedencia ilícita. El lugar, donde también se aseguraron dos camionetas, quedó bajo resguardo de los castrenses y de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos (Pemex).
Fue cerca de las 16:30 horas de este miércoles, que los números de emergencias de Acatzingo recibieron una llamada que indicaba que en un domicilio se estaba presentando un incendio de un cilindro de gas.
Por ello los elementos de Protección Civil de Acatzingo, llegaron al lugar y procedieron a apagar el fuego. Personal castrense al enterarse del incendio también acudieron al lugar para verificar la causa del incendio.
Gracias a esa revisión se percataron que en el patio de la casa se almacenaban siete contenedores, de mil 100 litros de capacidad cada uno, todos abastecidos en su totalidad con combustible, presumiblemente gasolina.
Se trata de hidrocarburo de procedencia ilícita, del que presuntamente es robado en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), por lo que se procedió a asegurar el inmueble, en el cual además se aseguraron dos camionetas una de ellas cuenta con reporte de robo, según versiones policiales.
Personal de la policía municipal de Acatzingo y de la auxiliar de Actipan, también llegaron. Versiones extraoficiales revelaron que un grupo de personas desconocidas acudió y dijo a las autoridades que ya estaban arreglados con los auxiliares, por lo que no se descarta que se pueda iniciar una investigación al respecto.
Oficialmente no se informó si hubo personas detenidas, pero de forma extraoficial trascendió que una mujer quedó a disposición de las autoridades, sin que esto último haya sido confirmado por las autoridades.
El inmueble y las camionetas quedaron aseguradas y bajo resguardo de personal del Ejército Mexicano y de Seguridad Física de Pemex, en espera de la orden de cateo correspondiente para que el Ministerio Público de la Federación pueda efectuar las investigaciones de rigor y hacer el recuento de los objetos de procedencia ilícita que se encuentran en ese domicilio particular.