Odilón Larios Nava.-

Luego de que un conductor estacionara su camioneta en la cual transportaba cuatro contenedores de Diésel, a orillas de la carretera Tecamachalco-Cañada Morelos, a la altura de la comunidad San Miguel Xaltepec, en el municipio de Palmar de Bravo, sufrió una volcadura y el responsable al volante se dio a la fuga.
Una segunda camioneta fue abandonada muy cerca en la autopista a la altura de la comunidad de Enríquez y se presume que ambas podrían estar relacionadas con el robo de hidrocarburo.
Ambos vehículos quedaron a disposición de las autoridades para continuar con las investigaciones de rigor.
Una de las camionetas, marca Chevrolet, color azul, con placas de circulación SE-36-117, la que se volcó, transportaba ocultos cuatro contenedores cargados con diésel, con capacidad para almacenar mil litros cada una.
Los curiosos dieron parte a las autoridades informando que a las once de la noche del pasado martes, en la mencionada carretera con sentido a Tecamachalco, encontraron la camioneta con 4 mil litros ilícitos de diésel, a la altura del cerro de San Miguel Xaltepec.
Hasta el paraje referido, policías y bomberos de Tecamachalco llegaron hasta el lugar y encontraron que uno de los contenedores tenía una fuga de combustible, por lo que aseguraron la zona para evitar que se provocara algún incendio y dieron aviso a las autoridades.
Horas después, aproximadamente a las cuatro de la mañana pero del miércoles, fue encontrada una segunda camioneta abandonada, pero ésta última se encontró en la localidad de Enríquez, sobre la autopista Puebla-Orizaba a la altura de kilómetro 184+500. Ambos vehículos quedaron asegurados y a disposición de las autoridades correspondientes