• El ladrón fue capturado por pobladores de Acatzingo, el resto de su banda logró escapar con 300 mil pesos en efectivo.
• La gente lo amarró y golpeó, durante esas acciones lo interrogaron y dijo que un empleado del banco está en complicidad con la banda.

Odilón Larios Nava. – Pobladores de Acatzingo se percataron del momento en que una banda de delincuentes atracó a un cuentahabiente para despojarlo de 300 mil pesos en efectivo. Cuatro de los maleantes lograron escapar con el botín, pero el quinto fue capturado y recibió una paliza; las personas fueron cuidadosas y le cuidaron el rostro, sus golpes fueron dirigidos hacia el cuerpo del ladrón.
Mientras era castigado fue interrogado por las personas que lo atraparon y afirmó que un empleado bancario forma parte de la banda, y él les había proporcionado la información de la persona que había hecho un fuerte retiro de efectivo para que la asaltaran.
“Somos tranquilos acá y no nos vamos a manchar las manos de sangre contigo. ¡Así que no nos vamos a manchar! Tú crees que si estuvieras en Los Reyes de Juárez estarías tranquilo como ahorita”, le decían algunas personas al ladrón capturado mientras lo tenían amarrado de espaldas a una columna de concreto.
Un cuentahabiente habría acudido al Bancomer de Tepeaca, alrededor del mediodía, en donde retiró 300 mil pesos. De regreso a Acatzingo se percató que era seguido por dos vehículos uno de ellos una camioneta y un coche tipo Cutlas, color azul. El agraviado trató de perderlos, pero no lo logró y en la 3 Ponente esquina con la Ex Vía a Nopalucan, los delincuentes lo interceptaron y le arrebataron el dinero.
La gente de ese lugar se percató del robo, muchos de los presentes intervinieron, aunque la mayoría de los delincuentes pudieron escapar, lograron desarmar y capturar a uno de ellos, el cual fue golpeado, le quitaron la camisa y lo amarraron a la columna de concreto.
Esto ocurrió alrededor de las 12:45 horas, aunque las personas que lo capturaron lo golpearon, siempre estuvieron en actitud pacífica, pues sabían que no se mancharían de sangre y que entregarían al bandido a las autoridades.
Quienes atendieron esta emergencia fueron los policías municipales de Acatzingo y la Policía Estatal Preventiva. El delincuente fue trasladado a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado para que se le iniciaran las investigaciones de rigor. El delincuente mientras era golpeado e interrogado por las personas afirmó que un empleado bancario les pasó “el pitazo” de quién había retirado una cantidad fuerte de dinero

EN LA MIRA UN EMPLEADO BANCARIO

Las personas que detuvieron a este delincuente, mientras lo tenían amarrado y le propinaban algunos golpes le arrancaron información a cerca del modus operandi de la banda. Resaltó el hecho de que el delincuente de aproximadamente 42 años, confesó que un empleado bancario era el que les había proporcionado la información de a quién asaltar.
Ante estos señalamientos las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) ya investigan esta línea de investigación para identificar al supuesto empleado, de corroborarse la información vertida por el delincuente, las autoridades procederían a fincar responsabilidades al supuesto trabajador bancario relacionado a grupos delictivos.
En caso de que esta información sea verificada como afirmativa, se confirmaría las sospechas ciudadanas, que siempre habían apuntado a empleados bancarios como los responsables de proporcionar información de los retiros de los clientes a las bandas de asaltantes.