• Cuatro ladrones despojaron a pasajeros de sus pertenencias, lesionaron a tres hombres y escaparon.

Odilón Larios Nava.- La tarde de este miércoles cuatro bandidos asaltaron un microbús de transporte público en la colonia Casa Blanca, golpearon a tres de los ocupantes de la unidad de pasajeros, los despojaron de sus pertenencias y huyeron. La policía acudió al llamado pero no pudieron localizar a los responsables.
El violento atraco tuvo lugar cerca de las cinco de la tarde de este miércoles en el Carril de san Bartolo a la altura de calle Tecolutla, en la colonia Casa Blanca. Donde el conductor de la ruta 18, unidad 12, se vio sorprendido por cuatro asaltantes.
Uno de ellos subió por la parte de atrás y otro por el frente, amagaron con armas de fuego a los ocupantes y los obligaron a entregar sus pertenencias. Algunos de ellos pusieron resistencia y los maleantes no dudaron en golpearlos con las cachas de las pistolas, causándoles lesiones en la cabeza.
Los delincuentes rompieron además algunos cristales del microbús de la tuta 18. Luego de tener el dinero en su poder, escaparon con rumbo desconocido por la calle Tecolutla. Policías del estado y del municipio de Puebla, así como de Amozoc, acudieron y luego de enterarse de las características de los maleantes, montaron un operativo pero no pudieron localizarlos.
Los lesionados fueron atendidos por paramédicos de SUMA a bordo de la ambulancia 037 de SUMA, no requirieron de ser hospitalizados. Se desconoce el monto de lo robado.
De acuerdo con versiones policiales, los delincuentes escaparon en la camioneta en la que habían arribado, de color gris con azul.
La policía indicó a los agraviados los pasos a seguir para interponer la denuncia penal correspondiente, para que se efectúen las investigaciones y se pueda dar con los delincuentes.

UNA SEGUNDA VERSIÓN DE LO OCURRIDO

La anterior fue una versión policial y la que dieron algunos vecinos del lugar. Mientras que uno de los heridos, insistió en decir que se trató de un percance vial que ocurrió inicialmente en el Periférico y Nacional. Donde los ocupantes de la camioneta, quienes presumiblemente iban drogados, escaparon.
Después el microbús siguió su camino y al llegar a Carril de san Bartolo se volvieron a encontrar con la camioneta y allí dos de sus ocupantes se bajaron y agredieron a los que iban a bordo de la ruta 18. Como pusieron resistencia, los delincuentes se pusieron más violentos, pero terminaron escapando.
Mientras que esta versión dieron a medios de comunicación, al llegar los familiares de los heridos, se alcanzó a escuchar cuando respondían a sus preguntas diciendo que había sido un asalto.