Por Patricia Moreno Sánchez

 

Como lamentables califica el Arzobispo de Puebla los hechos violentos en Culiacán, afirmó Monseñor Víctor Sánchez Espinoza, Arzobispo de Puebla, al señalar que la liberación de un narcotraficante es una mala señal de la impunidad que goza la delincuencia organizada en nuestro país.

Refirió que el gobierno federal debe modificar su estrategia de seguridad para no volver a exponer la vida de la población y de los mismos elementos militares, como ocurrió con la detención y liberación de Ovidio Guzmán, hijo del “Chapo Guzmán”.

Agregó que la iglesia católica está dispuesta a implementar acciones pastorales que ayuden a recuperar la paz en las familias, en las comunidades y en cada estado del país.

Lo anterior, en entrevista al término de la misa dominical en Catedral en la cual se bendijeron y entregaron y alrededor de un millón de rosarios que serán distribuidos en todas las parroquias de la Arquidiócesis de Puebla, invitando a los católicos a rezar el Santo Rosario por la paz.