Arreglos florales fúnebres, fueron colocados en la pozolería Los Ángeles, en la colonia Amor, donde el pasado sábado por la noche fueron privados de la vida, durante un asalto, Rafael Alfaro Rodríguez y Rafael Alfaro Espino, de 56 y 24 años de edad, padre e hijo, respectivamente.
De esta manera familiares y amigos externaron su cariño a estas personas que fueron víctimas de la violencia que se vive en Puebla capital.
En el interior del establecimiento aún se observan algunas mesas servidas, como las dejaron los comensales que cenaban en aquella aciaga noche.