Odilón Larios Nava.- Un joven de 21 años de edad encontró la muerte a más de 150 kilómetros por hora en el bulevar Hermanos Serdán, a la altura del Hotel Las Fuentes, se presume que iba echando carreras con otro vehículo. Además del exceso de velocidad, se dijo que el hoy occiso, conducía en estado de ebriedad, de tal forma que perdió el control de su unidad y la impactó contra un árbol, perdió la vida casi al instante.
Este mortal percance vial tuvo lugar alrededor de las cero horas de este viernes, en el bulevar antes señalado entre la 15 de Mayo y el crucero de Francisco Villa. Roberto Muñoz Cabrera, de 21 años de edad, conducía un Jetta, color blanco, con placas de circulación TYB-44-74 del estado de Puebla.
Según relataron algunos testigos, el joven que manejaba el Jetta iba echando carreritas con un vehículo color rojo, pero al llegar a la altura del Hotel Las Fuentes, con sentido a la autopista, perdió el control de su unidad y a alta velocidad se impactó contra uno de los árboles.
El Jetta quedó prensado en el árbol, el conductor perdió la vida casi al instante, su cuerpo se encontró atrapado de la unidad y para rescatarlo fue necesario el trabajo de rescatistas del Consejo Estatal de Seguridad Pública (CESP) 066. Por la velocidad a la que se dio el impacto, el motor del auto se desprendió de la unidad y fue encontrado a 50 metros de la zona de impacto.
Algunas de las personas que se acercaron al cuerpo del automovilistas, indicaron que desprendía olor etílico, por lo que se presume iba bajo los efectos de bebidas embriagantes.
Personal de la Dirección de Tránsito Municipal acudió para tomar conocimiento de los hechos y del levantamiento del cadáver se encargó el Agente del Ministerio Público