Odilón Larios Nava.- Fueron arraigados los cuatro secuestradores relacionados con el plagio de un comerciante de vehículos, el cual logró escapar el viernes pasado de la casa de seguridad donde lo tenían privado de la libertad en Huejotzingo.
Los detenidos y ahora arraigados son: Marisela Garza Rodríguez Duarte, apodada “Megan”, Raúl Aguilar Díaz, Rodrigo Hernández Hernández y Celso Torres Duarte. Estos cuatro habrían participado en el secuestro del empresario dedicado a la venta de autos de nombre Luis Enrique.
Tras su captura las autoridades ministeriales obtuvieron del Juez correspondiente la medida cautelar de arraigo, para continuar así con las investigaciones en contra de esta célula delictiva, de la cual se presume además podría estar vinculada con la venta de narcóticos.
Como se ha señalado en ediciones anteriores de este medio informativo, esta banda tiene sus orígenes en Cancún, Quintana Roo, además de que varios de sus integrantes, presumiblemente, son de origen extranjero, entre ellos venezolanos y colombianos.
Las autoridades esperan que durante el tiempo de arraigo se puedan encontrar pruebas en contra de estos sujetos por las actividades ilícitas que presuntamente realizaban en varios puntos de la entidad poblana, principalmente en la zona metropolitana.
Cabe señalar que el líder de la banda y quien habría planeado el secuestro del vendedor de autos, aún se encuentra libre. Sus cómplices han identificado a este sujeto como Manuel Alejandro Álvarez Mota, a quien diversas versiones periodísticas mencionan que tiene antecedentes delictivos en Cancún, y que recién comenzaba a operar en Puebla.
Al respecto el parte oficial de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJ), señala: “Consta en la averiguación previa 217/2014/DMZS, que el pasado 26 de marzo la hoy víctima recibió una llamada telefónica a través de la cual le solicitaron informes de su vehículo marca VW, tipo Passat, el cual se encontraba en venta, refiriéndole que se trasladara a la calle 25 poniente y que en el trayecto le indicarían el punto exacto para negociar su compra.
Sin embargo, al circular por el lugar fue interceptado por varios sujetos que viajaban a bordo de una camioneta de color negro, quienes tras amagarlo con arma de fuego lo obligaron a subir a dicha unidad, mientras que otra persona abordó su vehículo y se retiró del lugar, posteriormente, la víctima fue trasladada a una casa de seguridad ubicada en la zona de Huejotzingo”, después sucedió lo que ya se ha dado a conocer en este medio.