• La casa estaba hecha de productos reciclables y era utilizada por sus propietarios para dar talleres a niños del barrio de Chietla en san Francisco Totimehuacan.
• La pareja perdió todo, incluso la ropa, comida y la biblioteca que estaban reuniendo para los niños de la comunidad.

Odilón Larios Nava.- Una pareja conformada por un mexicano y una mujer de origen francés, perdieron su vivienda que habían construido con sus propias manos cuando por la tarde noche de este lunes el fuego alcanzó la casa y la redujo a cenizas. La casa estaba ubicada en san Francisco Totimehuacan, estaba hecha de madera y materiales reciclables.
Desgraciadamente la joven pareja que habitaba en el lugar junto con sus dos hijos perdieron todo su patrimonio y la casa que fueron construyendo con sus propias manos con materiales reciclables.
La pareja que ahí habitaba Mauricio León Velasco y Stephanie Josse, junto con sus dos hijos, de 10 y un año, perdieron todo lo que con cariño habían ido construyendo. El joven matrimonio gusta de hacer laboras filantrópicas, enseñaban a los niños talleres y daban clases, además de que les mostraban los beneficios de trabajo en equipo, mientras que también dan talleres a mujeres para que aprendan a generar ingresos a partir de su propia economía doméstica.
La tarde noche de este lunes, el Heroico Cuerpo de Bomberos, tuvo conocimiento de un incendio en la calle Libertad sin número, del barrio de Chietla, en la junta auxiliar de san Francisco Totimehuacan.
El domicilio en cuestión estaba hecho de madera y materiales reciclables, al llegar los bomberos lo encontraron en segunda fase de quemado libre en el cien por ciento del lugar, el cual tiene un área de diez por diez metros.
El fuego alcanzó una camioneta Ford, Ranger, color azul, con placas SG-41-870 del estado de Puebla, la cual calcinó en un 50 por ciento, la parte frontal. Los bomberos aplicaron chorros de agua a presión y así fue como controlaron la situación.
Se desconoce qué fue lo que causó el incendio en ese domicilio, pero no se descarta que se haya tratado de un incendio de pastizal y que este haya llegado hasta la casa, la cual ardió rápidamente por el tipo de materiales con el que estaba construida. Al lugar también arribaron elementos de Protección Civil Municipal y de la policía estatal para tomar conocimiento de lo ocurrido.
“Aquí es un trabajo de seis años, que hemos estado intentando involucrar a la gente del barrio y mostrar que hay una manera diferente para vivir, que no es cierto que se necesita mucho dinero para hacer una casa, esta casa con mucho esfuerzo y mucho trabajo de mucha gente estaba saliendo en 45 mil pesos. Se daban talleres gratuitos a la gente, la gente podía venir a conocer la casa, aprender a construir la casa y no se cobraba nada. Los niños del barrio venían a tomar talleres, aprender a trabajar en equipo, de convivencia, de matemáticas. Los viernes damos talleres a las mujeres del barrio para que pudieran hacer productos naturales en su casa y pudieran después tener un ingreso”, señaló Stephanie Josse.
Esta mujer altruista, dijo que sentía mucho la pérdida de dos de sus gallinas que fueron víctimas del incendio, así como los nopales de más de cien años de edad que allí había y que cuidaba con mucho celo. El incendio acabó con la biblioteca que estaba formando para los niños del barrio y además con todas sus pertenencias incluso su ropa.