Dulce Gómez

La Comisión de Patrimonio y Hacienda en el Cabildo aprobó dos ampliaciones presupuestales, una por 13.5 millones de pesos para el programa de combate contra el hambre, y una más para la adquisición de un predio en San Sebastián de Aparicio, donde estará situado un CESSA.

Al respecto, el director del Sistema Municipal DIF (SMDIF), Juan Román Espinosa Moyado, explicó que actualmente este organismo cuenta con 10 millones, pero solicitaron 13.5 millones más que serán sumados a dicho plan de apoyo a personas de escasos recursos.

“La meta es que al final de la administración 100 mil poblanos tengan una alimentación sana, variada y suficiente para apoyar el trabajo del banco de alimentos y beneficiar a 60 mil personas más, para que al final contemos con un total de 160 mil poblanos más”, declaró.

El funcionario municipal agregó que la Tesorería Municipal será la encargada de liberar los recursos para ser enviados al Banco de Alimentos para que este a su vez distribuya los beneficios a las zonas del Norte como Canoa y al sur Azumiatla, entre otras juntas auxiliares.