Por unanimidad de votos, el Consejo Universitario de la BUAP aprobó el dictamen emitido por la Comisión de Glosa con relación al Segundo Informe de Labores del Rector Alfonso Esparza Ortiz, al establecer que está apegado a las disposiciones de la Legislación Universitaria y las actividades reportadas muestran un claro avance de los objetivos definidos en el Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2013-2017.
Durante la X reunión ordinaria del Máximo Órgano de Gobierno de la Institución, en representación de la Comisión de Glosa, la doctora María Auxilio Osorio Lama, directora de la Facultad de Ingeniería Química, leyó el dictamen correspondiente, en el cual se afirma que en el segundo año de gestión rectoral se alcanzaron los objetivos de los cuatro ejes del PDI, que se traduce en el posicionamiento de la BUAP como una de las mejores instituciones públicas de educación superior del país, gracias a la calidad de sus programas de estudio.
“Durante el presente periodo se ha delineado una universidad socialmente responsable, una universidad amigable con el medio ambiente, decidida a mejorar las condiciones laborales, con viabilidad financiera y comprometida con el beneficio social”, señaló.
En lo que fue la IV sesión extraordinaria del año, celebrada en el Salón Barroco y cuyo presídium estuvo conformado por el Rector Alfonso Esparza, el secretario General René Valdiviezo Sandoval y el secretario Técnico del Consejo Universitario, Julio Galindo Quiñones, los consejeros universitarios votaron a favor de la recomendación de la Comisión de Glosa de aprobar el Segundo Informe de Labores, que tuvo lugar el pasado 4 de octubre.
En tal dictamen se destacaron algunos de los avances reportados, como el hecho de que más de 21 mil nuevos estudiantes se incorporaron a la BUAP en el ciclo escolar otoño 2015; además, la aprobación del ingreso semestral que en enero 2016 significará la admisión de otros 2 mil 30 alumnos.
Al fundamentar el citado dictamen, Osorio Lama subrayó que se diseñaron nuevos planes de estudio, innovadores y con carácter internacional, en los que participaron hasta cuatro unidades académicas, como es el caso de la Licenciatura en Dirección Financiera, con doble titulación. La puesta en marcha del Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste de México, una de las 500 computadoras más poderosas del mundo; y el incremento de 25 por ciento del número de académicos de la BUAP adscritos al Sistema Nacional de Investigadores, un total de 527.
Además, el crecimiento de la presencia institucional en el interior del estado, que hoy abarca 22 municipios, se duplicó el número de alumnos provenientes de 178 municipios, que representan el 15 por ciento de la matrícula total de la universidad. La construcción de dos multilaboratorios y siete edificios multiaulas. El otorgamiento de 14 mil 695 becas, que significa que dos de cada 10 estudiantes cuentan con algún tipo de apoyo. Y, finalmente, programas que brindan certeza laboral a la planta académica y los trabajadores administrativos, como la entrega de definitividades y promociones de plazas, entre otros.
Tras referir estos logros y avances, Osorio Lama afirmó que en términos generales, el Informe presenta objetiva y razonablemente el estado general que guarda la BUAP, así como las actividades llevadas a cabo durante el segundo año de la gestión 2013-2017, por lo que el Rector Alfonso Esparza cumplió con las formalidades jurídicas en su obligación de informar a los universitarios y a la sociedad en su conjunto.