+ Incluye recorte de sueldo del edil y cambio de sede del Informe de Gobierno

Dulce Gómez

En sesión extraordinaria de Cabildo, el Ayuntamiento de Puebla aprobó las medidas de austeridad que serán implementadas a partir del 1 de febrero hasta el último día del año, y que generarán ahorros por 25 millones de pesos.

Ayer, el secretario general de la Comuna, Mario Riestra Piña, informó que entre las acciones que se ejecutarán, ante el panorama económico que vive el país, destaca la reducción en un 10 por ciento del salario del presidente municipal, Luis Banck Serrato.

Sobre este particular, el alcalde capitalino actualmente tiene un sueldo de 91 mil 297 pesos y con dicho decremento pasará a los 82 mil 167 pesos.

Riestra Piña, también apuntó que las plazas vacantes que actualmente existen quedarán congeladas, además dejó en claro que no se incrementará la plantilla del personal del Gobierno Municipal, con respecto al ejercicio pasado.

Asimismo, informó que se llevarán a cabo ajustes con los empleados de confianza, mediante evaluaciones de desempeño.

También se establecerá un plazo para la reducción del consumo medido de la gasolina en vehículos oficiales y se optimizarán los procedimientos para el mantenimiento de automóviles, lo anterior sin entorpecer el funcionamientos de automotores prioritarios.

Glosó que se reducirá el gasto en telefonía celular en un 20 por ciento, respecto a la cantidad de líneas, así como el consumo general.

A la par, se tomarán medidas para reducir el consumo de energía eléctrica, con el propósito de lograr un ahorro estimado del 5 por ciento.

Incluso, el vehículo asignado al servicio del presidente municipal se venderá a fin se sumar recursos para la compra de patrullas.

En este contexto, el Cabildo instruyó a la Tesorería Municipal y a la Secretaría de Administración para que en el ámbito de sus atribuciones den estricto cumplimiento a lo establecido en el acuerdo.

También se solicitó a la Contraloría Municipal vigilar el cumplimiento de estas medidas en disciplina del gasto.

En este sentido, el presidente municipal subrayó que las medidas que ayer fueron sometidas ante el Cabildo generarán un ahorro por 25 millones de pesos, a partir del próximo mes de febrero.

Señaló que lo anterior es superior al impacto de los precios de las gasolinas, que se estima en 18 millones de pesos.

Añadió que las patrullas que se comprarán serán destinados a las colonias con mayor índice delincuencial.